Un abogado vinculado a la campaña de Trump mintió al FBI

CAROLINE CONEJERO N UEVA YORK.

El abogado Alex Van Der Zwaan se declaró ayer culpable de haber mentido al FBI sobre los contactos que mantuvo con miembros de la campaña electoral de Donald Trump, un delito que está penado con un máximo de 5 años de prisión. El fiscal especial Robert Mueller había imputado a Van Der Zwaan en el marco de la investigación que lleva a cabo sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016.

El acusado estuvo relacionado con Rick Gates, que fue 'número dos' de la campaña de Trump y que trabajó junto al exjefe de campaña, Paul Manafort, para el expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich (2010-2014), vinculado a Rusia y rival político de Yulia Timoshenko. El abogado elaboró un informe sobre Timoshenko en 2012 para el Ministerio de Justicia de Ucrania. Van Der Zwaan mintó al FBI sobre las fechas de sus últimos contactos con Gates y calló que había grabado en secreto unas conversaciones con él y con un individuo cuyo nombre no desveló el fiscal especial, que lo identifica como 'persona A'.

Es la primera vez que Mueller presenta cargos contra un abogado dentro de la trama rusa. La semana pasada, en una imputación histórica, el fiscal especial inculpó a trece rusos por diseminar información maliciosa a través de internet durante las elecciones de 2016, en una operación proveniente de la Agencia de Investigación de Internet en San Peterburgo, vinculada al presidente Vladímir Putin.

El ejército de desinformación de Internet vinculado a los trolls rusos ocupa numerosas plataformas y aparece en varios formatos que ganan rápida visibilidad en los motores de búsqueda precisamente por su contenido grotesco o a veces casi imposible. Las campañas utilizan videos sobre conspiraciones en YouTube, grupos de interés falsos en Facebook y cuentas automatizadas en Twitter destinadas a apropiarse de cualquier tema de conversación que sea divisivo entre el público.

Esto se pudo comprobar tras el tiroteo de Parkland, en el que el joven Nikolas Cruz mató a 17 alumnos y profesores de su antiguo instituto hace una semana. Pocas horas después de la tragedia, las cuentas robot de Twitter ligadas a Rusia invadían Internet con cientos de mensajes que azuzaban la polémica sobre el control de armas.

A la velocidad de las noticias por televisión, los llamados 'bots' rusos, cuentas robot automatizadas, lanzaban mensajes frenéticos con etiquetas de conversación como #controldearmasya #Parklandtiroteo #reformadearmasahora. Eran las mismas cuentas que horas antes del tiroteo diseminaban cientos de mensajes de la investigación de Mueller sobre la injerencia rusa en las elecciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos