Abatido a tiros a un hombre en París tras matar con un cuchillo a una mujer

Imágenes del despliegue policial para esclarecer el ataque de un hombre, ayer, en el centro de París. :: afp/
Imágenes del despliegue policial para esclarecer el ataque de un hombre, ayer, en el centro de París. :: afp

El atacante hirió también a cuatro personas, dos de ellas graves, en las inmediaciones de la Ópera Garnier, una zona de bares y restaurantes

R. C. PARÍS.

Un hombre armado con un cuchillo mató anoche a una mujer e hirió a otras cuatro personas en París antes de ser abatido por la policía, según informaron las autoridades francesas. La agresión tuvo lugar en el céntrico segundo distrito de la ciudad, una zona llena de bares, restaurantes y teatros y muy frecuentada los sábados por la noche. El director de gabinete de la Prefectura de París, Pierre Gaudin, explicó que la investigación ha sido encomendada en principio a la brigada criminal y no a la antiterrorista, encargada de los ataques yihadistas, a la espera de que la identificación del atacante permita aclarar el móvil de su acción.

El ataque ocurrió en las inmediaciones de la Ópera Garnier, muy cerca de los Campos Elíseos, según las fuentes policiales citadas. «Agresión en el 2º Distrito de París por parte de un individuo armado con un cuchillo. Agresor controlado por la Policía», informó la Prefectura de la Policía de París a través de su cuenta oficial en Twitter. Por el mismo canal explicó más tarde que cinco personas resultaron heridas, una de las cuales falleció después como consecuencia de las lesiones sufridas.

De las otras cuatro víctimas, dos presentaban pronóstico grave y fueron conducidas al hospital George-Pompidou de la capital y las otras dos estaban leves. Según el canal BFMTV, otras cuatro personas fueron atendidas por el shock nervioso. «El atacante está muerto», confirmó la Prefectura.

Refugio

El ataque se produjo en las inmediaciones de la calle de Saint-Augustin, una zona de restaurantes. Según testimonios recogidos por los medios franceses, el asaltante comenzó a apuñalar a quien se encontró por su paso hasta que llegaron los policías, sobre los que se intentó abalanzar antes de ser abatido. Varios vídeos publicados en redes sociales muestran a personas huyendo por la calle.

«Poco antes de las 21:00 vimos a gente entrar corriendo en el restaurante y gritando que un hombre estaba afuera con un cuchillo ensangrentado», relató un testigo, de nombre Laurent, en declaraciones recogidas por el diario 'Le Parisien'. El hombre estaba cenando con su novia en un restaurante japonés y contó cómo «la gente se tiraba al suelo presa del pánico». Poco después los clientes atrancaron la puerta del local para evitar que el atacante entrara y poco a poco se recuperó la normalidad.

«Estaba en la terraza de un café, escuché tres o cuatro disparos, todo fue muy rápido. Los camareros nos dijeron que entráramos rápidamente al interior. Después salí para ver qué estaba pasando y vi a un hombre en el suelo», explicó a la agencia AFP Gloria, de 47 años. La estación de metro Quatre-Septembre fue cerrada y se amplió el perímetro de seguridad en la zona, hasta la que se desplazaron numerosos vehículos policiales, de bomberos y de los servicios de emergencia.

El ministro del Interior, Gérard Collomb, confirmó el incidente y felicitó a las fuerzas policiales por su «sangre fría y su reacción» al «neutralizar» al atacante. Al parece, el agresor fue abatido de dos disparos por un agente. «Mis primeros pensamientos están con las víctimas de este acto atroz», apostilló Collomb, quien no precisó si se trataba de un ataque yihadista. Informaciones de Europa 1 apuntaban que su autor gritó «Allah Akbar» (Alá es grande) en el momento de la agresión, aunque este extremo no había sido confirmado oficialmente al cierre de esta edición. Asimismo, ningún grupo había reivindicado la agresión.

El incidente se produce en un momento en el que Francia vive aún bajo amenaza terrorista. El último ataque mortífero, ocurrido el 23 de marzo en Carcasona, en el sur del país, elevó a 245 el número de víctimas mortales en atentados perpetrados en suelo francés desde 2015. El 1 de octubre del pasado año se registró un ataque similar al de ayer, también con arma blanca.

Entonces, un delincuente habitual sin vínculos conocidos con el Estado Islámico mató a puñaladas a dos mujeres de 17 y 20 años en la estación ferroviaria Saint Charles de Marsella, también al grito de «Alá es grande». En aquella ocasión el Daesh sí reivindicó la acción. La Fiscalía Antiterrorista tomó anoche el mando de la investigación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos