La Rioja

EE UU vende 36 cazas a Catar, país al que acusa de financiar el terrorismo

  • El acuerdo está valorado en 10,7 millones de euros y se produce en medio del bloqueo árabe al pequeño reino

Estados Unidos cerró un acuerdo para la venta de 36 cazas F-15 por 12.000 millones de dólares (10.700 millones de euros) a Catar, país al que hace tan solo diez días el presidente, Donald Trump, acusó abiertamente de financiar «el terrorismo a un muy alto nivel». Las palabras de Trump llegaron tras la decisión de Arabia Saudí de poner en marcha un bloqueo contra el vecino catarí por «apoyar a organizaciones extremistas» y acercarse a Irán, la gran potencia chií de la región. El acuerdo supone un balón de oxígeno al pequeño reino.

El Pentágono informó de la firma entre el ministro de Defensa de Catar, Khalid Al Attiyah, y su homólogo estadounidense, Jim Mattis, y adelantó que esta venta dará al país del Golfo «una capacidad de vanguardia y aumentará la cooperación e interoperabilidad de seguridad entre Estados Unidos y Catar».

Las palabras de Trump no han tenido nada que ver en los últimos días con las llamadas al diálogo del departamento de Estado y el Pentágono, que no olvidan que EE UU tiene su base principal de la región en Catar (Al Udeid), con más de 11.000 soldados de la coalición desplegados, y la sede del Centcom, el mando central que dirige las operaciones contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El apoyo estadounidense fue doble ya que a las pocas horas de hacerse pública la venta de los cazas, la secretaría de Defensa anunció la llegada de dos buques de la marina de guerra al puerto de Hamad, al sur de Doha, para «participar en un ejercicio conjunto con la Armada» de Catar. Fuentes oficiales del reino consultadas por la agencia Reuters afirmaron que «esto prueba que las instituciones estadounidenses están con nosotros, algo que nunca habíamos dudado. Nuestros ejércitos son como hermanos y el apoyo de EE UU a Catar tiene raíces profundas y no varía por los cambios políticos».

Mediación turca

En los medios de Arabia Saudí no hubo reacción alguna a este acuerdo de venta de armas y después de diez días de bloqueo, secundado por Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Egipto, Yemen y Maldivas, además de varios Estados africanos, la maquinaria diplomática se ha puesto en marcha para intentar solventar la crisis. Turquía lidera los contactos y su ministro de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, que estuvo el miércoles en Doha, tiene previsto visitar hoy La Meca para reunirse con el rey Salman bin Abdulaziz al Saud, según la agencia progubernamental Anadolu. Fuentes de la presidencia turca aseguraron que el reino saudí «tiene la capacidad de resolver la crisis» como «hermano mayor de la región y actor importante». Desde el principio de la crisis los turcos, junto a los iraníes, han ayudado a Catar e incluso han superado el bloqueo para enviarle alimentos.

Si ya fue una sorpresa la decisión de los saudíes de poner en marcha un bloqueo, apenas unos días después del viaje de Trump a Riad, también lo ha sido esta venta de cazas que se anuncia en mitad de la tensión entre las dos petromonarquías.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate