La Rioja

La OTAN agudiza la vigilancia en el mar Negro ante el refuerzo de Rusia

Fotografía facilitada por la OTAN de un avión de combate Typhoon.

Fotografía facilitada por la OTAN de un avión de combate Typhoon. / Efe

  • El Reino Unido es el primer país que proporciona aeronaves a esta misión

La OTAN ha respondido al refuerzo militar de Rusia en el mar Negro mediante el aumento de su presencia en su flanco este, con el despliegue de cuatro cazas Typhoon y efectivos de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) que se suman a la patrulla aérea de la Alianza en Rumanía.

"Hasta ahora, no ha habido ninguna necesidad de usar la fuerza", indicó hoy el coronel Dan Moise, comandante de las Fuerzas Aéreas rumanas, quien alertó no obstante de la actividad rusa en la zona, al igual que ocurre en el mar Báltico. "En cualquier caso, en el curso de nuestra misión de patrulla aérea, nos hemos enfrentado a muchos casos de incursiones en el espacio aéreo rumano y hemos llevado a cabo interceptaciones", agregó.

La OTAN ha incrementado así su alcance en el flanco sur de Rusia, ante el comportamiento de Moscú que, según ha declarado el secretario general de la organización, Jens Stolteberg, en diferentes ocasiones, ha motivado el mayor refuerzo aliado desde el final de la Guerra Fría. La llegada de los efectivos británicos a Rumanía envía un "mensaje fuerte de unidad y compromiso entre aliados", explicó a Efe Moise.

Todos los aliados deben responsabilizarse de controlar su propio espacio aéreo bajo la dirección del comandante supremo de la OTAN para Europa (SACEUR), el general estadounidense Curtis Scaparrotti, y aquellos que no tienen los medios para ello (Albania, Estonia, Letonia, Lituania y Eslovenia), reciben asistencia de sus socios. La OTAN viene llevando a cabo de forma ininterrumpida desde 2004 la vigilancia aérea de los Estados bálticos (Estonia, Letonia y Lituania), a la que contribuyen todos los aliados con rotaciones cada cuatro meses, mientras que el espacio aéreo de Eslovenia lo cubren Hungría e Italia y, el de Albania, Grecia e Italia.

En concreto, España aporta desde primeros de mayo en la base estonia de Amari, a unos 40 kilómetros de la capital Tallin, el destacamento aéreo Ambar, con unos 130 militares del Ejército del Aire y cinco cazas F-18 en misión de vigilancia durante los próximos cuatro meses de los cielos de los países bálticos para controlar incursiones de aviones rusos. Pero desde 2014, con la anexión por parte de Rusia de la península ucraniana de Crimea, la Alianza decidió reforzar las medidas de seguridad en el Este y, en otoño del año pasado precisaron las medidas en el mar Negro para salvaguardar el espacio aéreo aliado.

Rumanía pone al servicio de la OTAN efectivos de patrulla aérea que reciben órdenes del Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) de la OTAN, ubicado en un búnker subterráneo en terrenos de la base aérea de Torrejón, desde donde se vigila en tiempo real el espacio aéreo del flanco sur de la Alianza. Y desde finales de abril cuentan con el apoyo de 150 efectivos de la RAF y cuatro aeronaves Typhoon en la base aérea de Mihail Kogalniceanu, cerca de Constanza, en el mar Negro, donde entre personal administrativo y pilotos y técnicos asignados allí hay unos 400 efectivos rumanos. El Reino Unido es el primer país que proporciona aeronaves a esta misión de la OTAN.

Frente a la costa de Rumanía Rusia ha venido incrementando su refuerzo militar en la anexionada Crimea con el emplazamiento en enero de baterías de novísimos misiles S-400 "Triumph" en el puerto de Feodosia, base del 18 regimiento de misiles y defensa antiaérea en las costas rusas del mar Negro. Los S-400 garantizan el derribo de objetivos aéreos -desde cazas hasta misiles de crucero- a una distancia de 250 kilómetros.

Las incursiones de aviones militares rusos que no informan de su plan de vuelo o que no llevan encendido el transpondedor -requisito obligatorio para transmitir coordenadas e identificación- en las inmediaciones del espacio aéreo aliado se han convertido en una de las principales fricciones de la OTAN con Rusia. Ahora, el despliegue de la RAF ha venido a demostrar "una seguridad visible y solidaridad entre los aliados", puntualizó recientemente el general Panagiotis Dimopoulos, subcomandante del CAOC de Torrejón.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate