La Rioja

El ciclón Macron feminiza el Parlamento francés

Emmanuel Macron, en la entrada del Palacio del Elíseo. :: philippe   reuters
Emmanuel Macron, en la entrada del Palacio del Elíseo. :: philippe reuters
  • La plataforma del presidente coloca a 187 mujeres en condiciones de ganar un acta de diputada

La feminización del Parlamento francés va a ser una de las consecuencias del triunfo arrollador del movimiento de Emmanuel Macron el domingo en la primera vuelta de las legislativas. La formación presidencial La República en Marcha (LREM), la fuerza que más candidatas presentaba, clasificó a 187 mujeres para la segunda vuelta en condiciones de ganar un acta de diputada, más que las 155 presentes en el anterior hemiciclo que suponían ya un récord histórico. Los macronistas y sus aliados centristas del Movimiento Demócrata (MoDem) obtendrían entre 400 y 455 de los 577 escaños, muchos más de los 289 requeridos para la mayoría absoluta, según las proyecciones del resultado del escrutinio.

Los datos definitivos del recuento facilitados por el Ministerio del Interior conceden a LREM y MoDem el 32,32% de los votos, por delante de la coalición de centroderecha formada por Los Republicanos (LR) y la Unión de Demócratas e Independientes (UDI), con el 21,56%, y el ultraderechista Frente Nacional (FN), con el 13,20%. La izquierda radical de Francia Insumisa (FI) y el Partido Comunista (PCF) sumaron el 13,74% de las papeletas, el Partido Socialista (PS) y sus aliados totalizaron el 9,51% mientras que los ecologistas se quedaron con el 4,30%.

Las proyecciones prevén un grupo LR-UDI de 85 a 125 diputados que, aunque sería el primero de la oposición, vería sus efectivos reducidos a la mitad respecto a los 226 salientes del centroderecha. El FN, que ocupaba dos escaños, contaría sus actas con los dedos de una mano, incluida la de su presidenta, Marine Le Pen, que con el 46% de los sufragios aventaja en 26 puntos a la otra candidatura clasificada en su feudo norteño de Hénin-Beaumont. Sólo ocho comunistas e insumisos, entre ellos Jean-Luc Mélenchon en Marsella, dieron la ciaboga en cabeza mientras que 73 socialistas y asimilados estarán presentes en la segunda ronda, muy lejos de los 295 elegidos hace cinco años.

En total, 246 mujeres se colocaron en cabeza de su circunscripción. Si todas resultaran elegidas el domingo la representación femenina se elevaría hasta el 42,5% de la Asamblea Nacional, muy por encima del anterior hito histórico del 26,9% que, sin embargo, es uno de los porcentajes más bajos del mundo democrático. De momento es seguro que habrá por lo menos 83 diputadas, que es la cantidad de duelos en los que se enfrentarán dos mujeres.

Sólo un triangular

La feminización parlamentaria es consecuencia de la decidida apuesta por la paridad del movimiento de Macron, la única fuerza política que invistió más candidatas (50,3%) en contraste con FI (47% de mujeres), el PS (44%) y LR (39%).

En la ronda preliminar, en la que sólo quedaron eliminados 19 de los 526 candidatos macronistas, únicamente fueron elegidos cuatro diputados, frente a 36 en 2012 y 110 en 2007: dos de LREM, un UDI y un izquierdista sin etiqueta. Los 573 restantes se dirimirán en otros tantos duelos con la única excepción de una circunscripción con tres candidatos en liza. La casi ausencia de triangulares, en contraste con las 34 que hubo hace cinco años, es el efecto mecánico de la elevada abstención, que alcanzó el récord histórico del 51,29%.

El absentismo fue la tónica dominante en los extremos del arco parlamentario. El 57% de los electores de Le Pen en la primera vuelta de las presidenciales se abstuvo esta vez y el 53% de los votantes de Mélenchon hizo lo mismo. Mientras el 43% de los simpatizantes del presidenciable socialista Benoît Hamon no acudió la cita con las urnas, el 38% de los partidarios de Macron y del conservador François Fillon mantuvieron la fidelidad a su campo.

Hamon fue uno de los eliminados, al igual que el secretario general del PS, Jean-Christophe Cambadélis, y exministros socialistas como Matthias Fekl, Elisabeth Guigou, Aurélie Filippetti, Jean Glavany o Juliette Méadel o la ecologista Cécile Duflot. Sólo los antiguos gobernantes con François Hollande que no tenían enfrente candidatos macronistas, como Manuel Valls, Marisol Touraine o Stéphane Le Foll, se encuentran en condiciones de volver a la Cámara de Diputados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate