La Rioja

Amigos y enemigos financiaron la investidura de Donald Trump

  • Entre los donantes hay millonarios como el magnate Sheldon Adelson y una filial de Petróleos de Venezuela

Durante la campaña electoral Donald Trump advertía a sus seguidores de que a los políticos se les puede comprar con donaciones «porque yo mismo lo he hecho», confesaba con desparpajo.

Microsoft, Google, Intel, Coca Cola, Federal Express, AT&T, Verizon y Comcast son algunas de las grandes corporaciones que quisieron sufragar la investidura del multimillonario, que si bien no batió ningún récord de asistencia, sí dobló en donaciones la de su predecesor, Barack Obama. Por supuesto, no faltaron bancos, petroleras, tabacaleras, farmacéuticas y fabricantes de armamento, como Bank of America, Exxon Mobil, Reynolds Tobacco, Pfizer y Boeing, por citar uno de cada, además de grandes corporaciones de todo tipo como Kraft o Wynn Resorts. Entre todos proporcionaron a Trump 107 millones de dólares (99,8 millones de euros), más de lo que recaudó Obama para sus dos investiduras.

Trump dijo que «no solicitaría» donaciones de más de un 933.000 euros, pero al menos una decena de donantes superó esa cifra. Muchos de los que lo hicieron han sido invitados a cenas privadas con el presidente en la Casa Blanca. Entre ellos destaca el magnate de los casinos Sheldon Adelson, quien, pese a que Trump no fue su primera apuesta electoral, acabó convirtiéndose en su mayor donante y presidente de su comité inaugural.

Entre las donaciones que más han llamado la atención al conocerse el miércoles el desglose frente a la Comisión Federal Electoral, está la de Citgo Petroleum, una petrolera con sede en Houston (Texas) que es subsidiaria de Petróleos de Venezuela.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate