La Rioja

La UE asume el reto: «Estamos listos»

  • El proceso se activará cuatro días después de la cumbre de Roma, en la que los demás proclamarán la «unidad» del club de los 27

«Estamos preparados». Y aunque no lo estuviesen, había que pronunciar esta frase fuerte y claro sí o sí. No se puede comenzar una negociación en inferioridad o dando señales de flaqueza y, menos, en la madre de todas las batallas diplomáticas: el 'brexit'. Así que ayer, cuando por fin se hizo oficial la fecha de la activación, la Comisión Europea pronunció sin el menor atisbo de duda: «Estamos preparados». «Estamos esperando la carta. Ahora ya sabemos que llegará el día 29 y sí, todo está listo a este lado», señaló el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.

¿Y ahora, qué? El periodo que ahora empieza está marcado por la incertidumbre, ya que el artículo 50 de los tratados jamás ha sido invocado por un Estado miembro. Había una leyenda urbana que juraba que a la UE solo se entraba, no se salía, pero llegó el referéndum británico y el baño de realidad fue helador para el club de clubes, cuyo orgullo quedó muy tocado. Habrá 'brexit' y ahora, hay que dilucidar el cómo, el cuándo o el cuánto. De entrada, Bruselas pedirá a Londres 60.000 millones de euros, un pico. Respecto a la salida, la teoría dice que debería hacerse efectiva dentro de dos años y a partir de ahí, negociar las bases de la nueva relación, pero nadie es capaz de poner la mano en el fuego dada la complejidad del proceso.

El día 29, la primera ministra británica, Theresa May, invocará el artículo 50. A partir de ahí, el Consejo Europeo publicará en el «plazo máximo de 48 horas» las 'guidelines' europeas (las líneas maestras) de la negociación, como su presidente, Donald Tusk, confirmó ayer a través de Twitter. Líneas rojas, peticiones, obligaciones, exigencias...

Todo quedará resumido en un documento que luego deberá ser refrendando por los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 en una cumbre extraordinaria que se celebrará a finales de abril o a principios de mayo. Con ese aval, la Comisión asumirá el mandato negociador. En concreto, el excomisario francés Michel Barnier, elegido hace ya algunos meses negociador jefe del 'brexit'. Por parte del Parlamento Europeo lo es Guy Verhofstadt, jefe de filas de los liberales (ALDE).

Declaración de Roma

La UE meterá la máxima presión posible y ya ha advertido de que la negociación debe estar cerrada de forma provisional dentro de 18 meses (octubre de 2018), para que los acuerdos alcanzados sean refrendados por la Eurocámara y el Consejo en torno a marzo de 2019, cuando se cumplirían los teóricos dos años recogidos en el Tratado. Hay una fecha clave: mayo de 2019. Para entonces, todo debe quedar finiquitado, ya que hay elecciones europeas y los británicos ocupan 73 asientos en el Parlamento que habrá que redistribuir.

La activación del 'brexit' se producirá cuatro días después de que los 27 conmemoren en Roma el 60º aniversario del Tratado de Roma, el acta fundacional de la actual UE. En los borradores de declaración, que ya han comenzado a circular, los líderes reiterarán su voluntad de seguir «unidos» en una UE «indivisible».

Pondrán el acento en la necesidad de integrarse cada vez más en asuntos clave como la defensa, la seguridad o la inmigración, mientras entonan su 'mea culpa' por su gestión de la crisis económica llamando a aumentar los esfuerzos para mejorar el bienestar de los europeos. Respecto a la UE a varias velocidades, la idea se matizará algo a petición del Este.