La Rioja

Tillerson ve posible colaborar con Rusia si beneficia a EE UU

El esperado primer encuentro entre Rex Tillerson, el nuevo secretario de Estado norteamericano, y el jefe de la diplomacia rusa, Sergei Lavrov, fue el acontecimiento de la primera jornada de la cumbre de ministros de Exteriores del G20 en Bonn. Mientras el primero exigió de Moscú el respeto de los acuerdos de Minsk para resolver el conflicto de Ucrania, el segundo rechazó las acusaciones de Estados Unidos. Sin embargo hubo también palabras conciliadoras. Al término de la reunión bilateral, Lavrov habló de una conversación «pragmática» y reconoció que «está claro que no vamos a resolver todos los problemas, pero estamos de acuerdo en que allí donde nuestros intereses sean coincidentes podremos progresar».

En parecidos términos se expresó Tillerson cuando comentó que el nuevo Gobierno estadounidense estudiará la cooperación con Rusia en áreas prácticas «de las que se beneficie el pueblo estadounidense». Ambos subrayaron que Moscú y Washington tienen intereses comunes en la lucha contra el terrorismo internacional y que un encuentro entre el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, y el nuevo inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, tendrá lugar en cuanto ambos presidentes lo consideren posible. La llegada de Trump a la presidencia de Estados Unidos y la presencia en su equipo de hombres con buenos contactos en Rusia había alimentado en Moscú las esperanzas de un acercamiento a Washington.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate