La Rioja

David van Reybrouck afirma que «el sorteo salvará la democracia»

  • El politólogo belga presenta su libro 'Contra las elecciones', en el que postula la elección al azar de una parte de los representantes públicos

El politólogo belga David van Reybrouck cree que «el mayor enemigo de la democracia son las elecciones» porque, al albur de las urnas, los representantes públicos dejan de pensar en el bien general para centrarse, únicamente, en tomar las decisiones que les faciliten su reelección cada cuatro años. Y sin embargo, más que nunca, los ciudadanos se sienten excluidos de los procesos democráticos y ven a los partidos como instituciones corruptas. «Si yo fuera el dirigente de cualquier partido, estaría muy preocupado. Percibo un ambiente prerrevolucionario», cuenta Van Reybrouck. ¿Qué hacer? Reformar la democracia de una forma radical, en el sentido literal del término: volver al inicio, a la antigua Atenas, y elegir por sorteo a los representantes públicos.

Esta es la tesis que el politólogo desarrolla en su libro 'Contra las elecciones' (Taurus). «La democracia se traduce en el principio 'una persona, un voto'. Vamos a traducir esto en algo nuevo: 'una persona, una posibilidad de ser elegido'», explica Van Reybrouck. La elección por sorteo puede sonar extraña en un primer momento, pero el autor desgrana las ventajas del método. «En los países donde se han producido elecciones por sorteo, hemos visto que la gente se involucra más, se informa de los asuntos y llega a acuerdos a los que los políticos no pueden llegar porque saben que, hagan lo que hagan, perderán votos en las siguientes elecciones», asevera.

Las elecciones no funcionan, los referendos son «muy emotivos y dividen a los países». Queda probar con la opción del sorteo, que aunque pueda parecer utópica, ya ha comenzado a utilizarse en Holanda, Bélgica o Latinoamérica.