La Rioja

Netanyahu busca la bendición de EE UU al impulso a las colonias

  • El primer ministro israelí tratará de lograr hoy en la Casa Blanca un frente con Trump contra Irán y luz verde para anexionar los territorios palestinos

Desde su llegada a la Casa Blanca, el presidente Donald Trump habla de casi todo y lo hace alto alto y claro. Pero hay un asunto sobre el que estaba esperando a celebrar una reunión antes de pronunciarse: Israel y el encuentro que mantendrá hoy con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, que está en Washington desde el lunes por la noche. La cita tiene un doble nivel ya que sobre la mesa estará la situación de Oriente Próximo, con las amenazas que suponen Irán o Hezbolá para el Estado hebreo, pero también se abordarán el conflicto entre israelíes y palestinos o el traslado de la Embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, una de las promesas electorales de Trump que no termina de aclararse.

Después de los dos mandatos de Barack Obama, marcados por la falta de sintonía personal entre ambos políticos aunque al final el demócrata pasará a la historia como el presidente de EE UU que firmó el mayor acuerdo de ayuda armamentística a Israel, Netanyahu tiene por primera vez delante a un presidente republicano del que espera «respuestas claras», según declaró al partir del aeropuerto Ben Gurion, donde también adelantó que «la alianza con Washington siempre fue extremadamente fuerte. Y lo será aún más».

El viaje sirve también al primer ministro para desviar por unas horas la atención de la investigación policial a la que está sometido por presuntos casos de fraude y abuso de confianza. La necesidad de hacer frente a la amenaza iraní y el deseo de revisar el acuerdo nuclear firmado en 2015, que tanto Trump como Netanyahu critican, es uno de los puntos más fuertes que tienen en común los dos gobiernos. La influencia de la república islámica se extiende en la región y su papel en conflictos como el de Siria ha sido decisivo para los éxitos militares del presidente Bashar el-Asad, por lo que los israelíes esperan que Trump medie ante Rusia, el otro gran aliado de Damasco, para limitar el papel iraní en sus fronteras.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate