La Rioja

Los suizos aprueban la naturalización de inmigrantes de tercera generación

Los suizos aprobaron ayer en referéndum por amplia mayoría una simplificación del procedimiento de naturalización para los nietos de inmigrantes, tras una campaña marcada por declaraciones antimusulmanas de la derecha populista. Más de 60,4% de los suizos la apoyaron, según los resultados definitivos. Para ser aceptado debía también obtener la mayoría de los 26 cantones que componen Suiza. Solo siete cantones, todos de lengua alemana, dijeron 'no'. Los habitantes de Neuchâtel fueron los más convencidos con 75,1% de 'sí'. seguidos por los ginebrinos (74%) y los de Vaudois (72,8%).

La mayoría de los partidos respaldaron esta iniciativa, salvo la Unión Democrática de Centro (UDC), el partido con el mayor número de diputados en la Cámara Baja. Se opuso al texto durante la campaña y alertó contra «la superpoblación extranjera y el aumento masivo de musulmanes». Uno de sus diputados, Jean-Luc Addor, reconoció su derrota en la RTS: «Estábamos solos contra todos. Me temo que el problema del islam nos alcanzará en algunos años».

En las últimas semanas, los militantes de este partido pegaron delante de las estaciones y otros lugares públicos carteles que mostraban a una mujer vestida con el niqab (velo integral) con el eslogan: «¿Naturalizaciones descontroladas? NO». «En una o dos generaciones, ¿quiénes serán esos extranjeros de la tercera generación?», se preguntaba Addor antes del referéndum. «Ya no serán italianos, ni españoles ni portugueses: serán originarios de las Primaveras árabes, de África subsahariana, del Cuerno de África, de Siria o Afganistán», añadió.

Unos 25.000 beneficiados

Según las autoridades, unos 25.000 nietos de inmigrantes, «principalmente originarios de Italia, Turquía y países del sureste de Europa». A pesar de la aprobación de la medida, las condiciones de naturalización no se modificarán: el candidato debe dominar una de las cuatro lenguas nacionales (alemán, italiano, francés o romance) y respetar las leyes y valores fundamentales de la Constitución.

El candidato debe haber nacido en Suiza, haber estado escolarizado en el país al menos cinco años y tener como máximo 25 años de edad. Uno de sus padres debe haber vivido al menos diez años en Suiza y haber acudido a la escuela allí durante un periodo mínimo de cinco años. Por último, uno de sus abuelos debe tener un permiso de residencia en Suiza o haber nacido allí.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate