La Rioja

Las protestas en Bagdad contra la corrupción dejan siete muertos

  • Miles de manifestantes convocados por el clérigo chií Muqtada al-Sadr toman las calles de la capital iraquí y se enfrentan a la Policía

Los seguidores del clérigo Muqtada al-Sadr volvieron a tomar las calles de Bagdad y su protesta contra la corrupción del Gobierno de Irak acabó en una batalla campal con al menos siete muertos, «incluidos dos miembros de las fuerzas de seguridad y cinco manifestantes», declaró un responsable de la policía. Miles de seguidores del movimiento político que lidera el clérigo chií se congregaron en la céntrica plaza Tahrir y los choques con las fuerzas de seguridad estallaron cuando algunos trataron de cruzar el Tigris para acceder a la Zona Verde, donde están las sedes del Parlamento y el Gobierno, el cuartel general de la ONU y varias embajadas occidentales como la de Estados Unidos.

La Comandancia de Operaciones de Bagdad informó de la muerte de uno de sus agentes antidisturbios en unos choques que empezaron «después de que los manifestantes salieran de la zona permitida» para llevar a cabo las protestas. Al-Sadr denunció la violencia empleada por la Policía y defendió el carácter pacífico de la protesta.

«Si quieren acercarse a las puertas de la Zona Verde para afirmar sus reivindicaciones y que las oigan los del otro lado de la valla pueden hacerlo», dijo el religioso en un comunicado que sus seguidores intentaron seguir al pie de la letra para repetir la escena que ya lograron el pasado abril, cuando irrumpieron en el interior del Parlamento y obligaron a las autoridades a declarar el estado de emergencia. Casi un año después, las fuerzas de seguridad acordonaron la zona y lograron evitar un nuevo asalto.

Mientras el Gobierno centra toda su atención en la batalla por liberar Mosul del grupo yihadista Estado islámico (EI), Al-Sadr mantiene su guerra política particular y, además de criticar la corrupción, se encuentra en lucha abierta contra la ley electoral vigente, que a su parecer beneficia a los grandes partidos, como el Dawa del ex primer ministro y su gran rival, Nuri al-Maliki.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate