La Rioja

Peña Nieto decide utilizar toda la fuerza contra los narcos

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, sin capacidad de maniobra sobre las decisiones de Donald Trump en materia de deportaciones o sobre la construcción del muro, se desquitó atacando con todo la nueva ola de violencia y las pugnas internas tras la caída de 'El Chapo'. El jueves por la noche el presunto líder del cártel de los Beltrán Leyva en el Estado de Nayarit, Juan Francisco Patrón Sánchez, alias el 'H2', murió en un enfrentamiento con uniformados que dispararon desde un helicóptero sobre una vivienda del barrio residencial Lindavista de la ciudad de Tepic, capital de Nayarit. Después, repelieron una segunda agresión en esa ciudad. En total, murieron doce criminales.

Vecinos del lugar grabaron un vídeo donde se observa cómo llega el helicóptero y comienza a disparar sobre un punto concreto. Igualmente indicaron que decenas de efectivos federales estaban apostados en las esquinas de esa zona antes de que comenzara el tiroteo. En la operación conjunta participaron la Armada de México y elementos de la Defensa Nacional, Policía Federal y se usaron dos helicópteros. Fueron sobre seguro gracias, según indicaron, a informes de inteligencia naval. La Secretaría (ministerio) de Marina (Semar) informó ayer del «intercambio de disparos entre fuerzas federales y presuntos infractores de la ley» en el que murieron el 'H2' y siete sicarios.

Armas «de alto poder»

Según la misma fuente oficial, Padrón murió en el choque derivado de «una agresión directa con armas de alto poder de los presuntos infractores contra las fuerzas federales que los perseguían». El comunicado agregó que a fin de «disminuir el nivel de la agresión y reducir el peligro de bajas de civiles y fuerzas federales», estas últimas repelieron la agresión «con apoyo de disparos disuasorios desde un helicóptero».

Poco después, durante una misión de patrulla cerca del aeropuerto de Tepic, los militares repelieron otra agresión, «resultando cuatro presuntos infractores fallecidos, que pertenecían al mismo grupo delincuencial». Por su parte, el Ministerio de Gobernación (Interior) identificó a 'H2' como «líder del grupo delictivo de los Beltrán Leyva en Nayarit y el sur de Jalisco». Las autoridades pidieron a la población extremar las precauciones ante el despliegue de 1.800 policías y militares para luchar contra el crimen organizado. El enfrentamiento con 'H2' se produjo un día después de que se registraran cinco 'ejecuciones' en menos de siete horas al norte de Nayarit, limítrofe con Sinaloa y Jalisco.