La Rioja

La Eurocámara se suma al quimérico ejército europeo

  • El Parlamentro pide a la UE aumentar en 100.000 millones el gasto en defensa para alcanzar en 2030 el 2% del PIB comunitario

Ya estamos todos. La llamada Europa de la Defensa ganó ayer un nuevo adepto en la figura del Parlamento Europeo, quizá la única institución del entramado comunitario que no se había pronunciado hasta la fecha sobre el tema. Lo hizo ayer con la aprobación de un informe avalado por las comisiones de Exteriores y Asuntos Constitucionales que defiende sin ambages la creación de un ejército europeo, ese «sueño» del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, que no está muy bien visto en otros lares comunitarios. El texto, además, aboga por incrementar el gasto en defensa en 100.000 millones «de aquí a finales de la próxima década» para alcanzar el 2% del PIB comunitario. El mensaje, contundente, tiene un claro destinatario: la Casa Blanca.

La propuesta, que no es vinculante y que será ratificada en la sesión plenaria de marzo, busca reforzar el rol de la Eurocámara en la hoja de ruta que la Unión Europea quiere trazar el día 25 de ese mes en Roma, cuando se conmemora el 60º aniversario de la fundación del club. Y en ese folio en blanco, la palabra 'defensa' tendrá un papel estelar tras comprobar que las advertencias del Donald Trump tuitero continúan siendo las mismas que las del Trump presidente de los Estados Unidos.

Se acabó eso de recurrir constantemente a 'papá EE UU' bajo el cobijo de la OTAN. Washington ha dicho basta y ha exigido más dinero a sus socios europeos para que al menos destinen el 2% de su PIB. España, por ejemplo, está en la mitad, lo que le obligaría a gastar unos 10.000 millones más al año para cumplir con un compromiso que los aliados fijaron para 2024. Para Trump, una eternidad, que quiere más y cuanto antes.

Informe con acento español

La presión geopolítica es enorme y Europa no ha tenido más alternativa que reaccionar llamando casi a la épica. «Hay potencial, instrumentos y necesidad de profundizar en las políticas de Seguridad y Defensa. La Unión Europea es una superpotencia», clamó a finales del pasado año la jefa de la diplomacia comunitarua, Federica Mogherini, tras reunirse con los ministros de Exteriores y Defensa del club.

Semanas más tarde, la Comisión tradujo el deseo político en medidas concretas. Por un lado y bajo la tutela de los países, se quiere movilizar 5.000 millones al año para incentivar las inversiones conjuntas en proyectos como la fabricación de drones o compras conjuntas de material. Y, por el otro, pretenden fomentar el gasto en I+D+i con el objetivo de destinar 500 millones anuales a partir de 2020 (en 2017, hay sólo 25). Esto es lo que propone Bruselas, pero falta el OK de los Estados miembros y del sector privado porque sin ellos, todo quedará en papel mojado.

El informe avalado ayer por holgada mayoría gracias al apoyo de los principales partidos de la Cámara, ha sido elaborado por el español Esteban González Pons, jefe de filas del PP español en la institución, y por el alemán Michael Gahler, también del PPE. «El impulso a una verdadera política europea de defensa común que vaya más allá de la acumulación de recursos nacionales es una gran oportunidad para impulsar el proyecto europeo en beneficio del conjunto de los ciudadanos», recalcó Pons, que también ha presentado varias enmiendas 'ad hoc' en el congreso que el PP español celebra este fin de semana.

Tras recalcar que un mayor protagonismo europeo no es incompatible con el papel de la OTAN, los autores dibujan un alambicado tablero internacional dominado por Trump y el 'brexit' que, en su opinión, pide a gritos una reacción inmediata de la UE. «Estamos un poco más solos y, por tanto, el impulso a una verdadera política común de defensa es más que nunca una prioridad», alertan.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate