La Rioja

La viuda de Martin Luther King alumbra una estrella

  • Los republicanos castigan a la senadora demócrata Warren por leer una carta de la mujer del líder de los derechos de los negros contra el nuevo fiscal

Hace más de una década que Coretta King falleció a los 79 años en México, pero el martes el presidente del Senado, Mike Pence, ahogó sus palabras con una orden de decoro que tenía como finalidad poner una mordaza a la senadora Elizabeth Warren y que, en realidad, la lanzó al estrellato. Lo que pretendía era agilizar la confirmación de uno de los miembros más controvertidos del Gobierno de Trump, el senador de Alabama Jeff Sessions, que «ha usado el poder de su puesto (como fiscal) para intimidar a los votantes negros más ancianos», le acusó la viuda de Martin Luther King en 1986, cuando pidió al Senado que no le confirmaran como juez federal.

La carta tendría que haber sido incluida en los archivos del Senado, pero el senador de Carolina del Sur James Thurmond, otro símbolo del segregacionismo, eligió pasar por alto esta obligación.

Al convertir en mártir a la senadora de Massachusetts en el momento en que se hacía eco de la viuda de King la elevó al panteón de las heroínas, horas después de que anunciase la salida de su próximo libro 'Esta lucha es nuestra lucha'. Warren, azote del Wall Street, y el senador socialista Bernie Sanders son los dos líderes morales de una izquierda desplazada durante años por el aparato del Partido Demócrata que han encontrado su voz en las protestas de la calle. A ningún otro senador se le pregunta más a menudo si se presentarán a las próximas elecciones presidenciales.

Al convertirse Warren en la voz de Coretta King en la lucha contra un nuevo fiscal general que «supone el fin de todo aquello por lo que luchó mi marido», escribió la viuda, se abre la puerta de un importante bloque de votantes.

La regla 19 del Senado, que prohíbe a los senadores acusar a otro colega de algo impropio de su cargo, se había invocado pocas veces en sus más de cien años de vida. Ciertamente no cuando el senador Ted Cruz llamó «mentiroso» al propio Mitch McConnell, que ayer la resucitó para imponer el «civismo» en el debate de confirmación de Sessions.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate