La Rioja

Una misteriosa red espió a Renzi y otros altos cargos italianos

  • Detenidos dos hermanos como supuestos miembros del grupo, que se infiltró en miles de dispositivos electrónicos

roma. Los ex primeros ministros Matteo Renzi y Mario Monti, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, y otros personajes del más alto nivel de la política y del mundo de las finanzas de Italia fueron espiados por una red criminal que durante años se infiltró en sus ordenadores, teléfonos móviles y otros dispositivos informáticos para obtener datos confidenciales.

La Policía anunció ayer la detención del ingeniero nuclear Giulio Occhionero y de su hermana Francesca Maria, residentes en Londres pero domiciliados en Roma, por formar supuestamente parte de este grupo dedicado al ciberespionaje y que habría recogido datos privados de más de 18.000 personas. A los hermanos Occhionero, de 45 y 49 años, respectivamente, se les acusa de robo de noticias relativas a la seguridad del Estado, acceso abusivo a sistema informático e interceptación ilícita de comunicaciones informáticas y telemáticas.

Las autoridades italianas ofrecieron pocos detalles de la operación y no aclararon si la información recabada por los ciberespías ha acabado en manos de alguna potencia extranjera. Pese a lo poco que se sabe, el caso ha generado una gran expectación aumentada por el hecho de que el detenido sea presuntamente miembro de una logia masónica de Roma. Según la jueza de instrucción preliminar Maria Paola Tomaselli, los indicios recogidos durante meses de investigación hacen pensar que los dos hermanos formaban parte de un grupo mayor dedicado a robar información confidencial a través de dispositivos electrónicos de altos cargos de la política y las financias. La magistrada asegura incluso que hay una «conexión directa» entre la actuación de los arrestados y «oscuros e ilícitos intereses», aunque no se atreve o no tiene datos para aclarar cuáles son esos intereses.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate