La Rioja

Los yihadistas desatan su furia en Irak con decenas de muertos

Decenas de personas observan el coche-bomba que explotó ayer en Bagdad. :: Ali Abbas / efe
Decenas de personas observan el coche-bomba que explotó ayer en Bagdad. :: Ali Abbas / efe

El Estado Islámico protagonizó en las primeras horas del año, como lo hizo en las últimas de 2016, un alarde de su brutalidad. El atentado múltiple de ayer en Bagdad, con al menos 37 muertos, sigue a otro cometido el sábado y que se cobró la vida de un número parecido de víctimas. Tal capacidad de ataque podría ser sin embargo una manera de esconder su progresivo debilitamiento en los distintos frentes de guera sobre el terreno. Fuentes militares occidentales creen haber observados claros síntomas de ello.

El califato proclamado por Abu Bakr al-Baghdadi sobre parte del territorio de Siria e Irak y sostenido con las armas por el Estado Islámico ha sufrido serios reveses en suelo sirio y afronta una decidida ofensiva de la coalición internacional en torno a su 'capital' iraquí, Mosul.

El general estadounidense Joseph Martin, responsable de las fuerzas de tierra de la coalición internacional contra el Estado Islámico, asegura que las informaciones que llegan sobre el frente del este de hacen pensar que el Daesh está comenzando a quedarse sin recursos después de tres meses de asedio de las fuerzas gubernamentales iraquíes y sus aliados. «Tienen una cantidad finita de recursos que están en la parte este y el hecho de que su capacidad esté flaqueando apunta a que estos recursos están empezando a menguar», afirmó Martin.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate