La Rioja

Facebook, Microsoft y Google crean una base de datos contra el terrorismo

  • Compartirán la información y cada compañía mantendrá su política de tolerancia y transparencia

Tres de las grandes compañías tecnológicos han constituido un frente común para luchar contra los terroristas. Microsoft, Google -incluido YouTube- y Facebook se han unido para crear una base de fotos y vídeos que evite la captación de nuevos terroristas a través de estas ventanas en la red. «No hay lugar para el contenido que promueve el terrorismo en nuestros servicios», explicaron las tres compañías en un comunicado conjunto. «Cuando encontramos una alerta, reaccionaremos de forma rápida de acuerdo con nuestras respectivas políticas», añaden.

Estas cuatro compañías -si se separa YouTube de su 'madre' Google- han empezado a trabajar con una huella digital única -o 'hash'- para identificar las imágenes y vídeos de contenido explícito. «Al compartir esta información entre sí, podemos utilizar los 'hashes' compartidos para ayudar a identificar el potencial contenido terrorista», comentan. Las cuatro compañías han comenzado a compartir los vídeos e imágenes «más atroces» que han sido retirados y que «probablemente violen todas las políticas de contenido» de las 'tecno'. Este ha sido el primer paso para configurar la base de datos a la que están invitadas el resto de las empresas del sector. «Dichas compañías pueden usar estos 'hashes', revisar sus respectivas políticas y definiciones y eliminar el contenido», añade el comunicado.

Esta unión deja margen de maniobra a las empresas. Por ejemplo, será cada una la que determine qué 'hashes' de imagen y vídeo deben contribuir a la base de datos. «No se compartirá información de identificación personal y el contenido coincidente no se eliminará automáticamente. Cada empresa continuará aplicando sus propias políticas y definiciones de contenido terrorista al decidir si se elimina cuando se encuentra una coincidencia con un 'hash' compartido», añaden las empresas que recalcan que continuarán «aplicando su práctica de transparencia y revisión para cualquier solicitud gubernamental, así como conservará su propio proceso de apelación para las decisiones de retiro y agravios».

«A lo largo de esta colaboración, nos comprometemos a proteger la privacidad de nuestros usuarios y su capacidad de expresarse libre y segura en nuestras plataformas», explican. No obstante, estas empresas ya tomaron medidas puntuales en el pasado. Twitter, por ejemplo, afirmó el pasado mes de agosto que había cerrado cerca de 235.000 cuentas que promovían el terrorismo en los primeros seis meses del año. «El mundo es testigo de una nueva oleada de ataques terroristas mortíferos y abominables. Condenamos enérgicamente estos actos y seguimos comprometidos en eliminar la promoción de la violencia y el terrorismo en nuestra plataforma», explicó entonces Twitter en un comunicado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate