La Rioja

La tregua afecta al 90% de Siria

Entre ruinas . Un hombre anda en bicicleta por la sitiada ciudad de Duma, al oeste de Damasco. :: Bassam Jabieh / REUTERS
Entre ruinas . Un hombre anda en bicicleta por la sitiada ciudad de Duma, al oeste de Damasco. :: Bassam Jabieh / REUTERS
  • El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informa de violaciones aisladas del pacto entre Gobierno y rebeldes

La mayoría de las regiones controladas por la oposición armada al régimen sirio vivieron ayer una jornada de calma tras la entrada en vigor, a medianoche, de la tregua propiciada por Rusia y Turquía entre el Gobierno de Damasco y los grupos rebeldes. Fuentes diferentes informaron, pese a todo de algunas violaciones aisladas del acuerdo, que ha merecido la aprobación de varios gobiernos entre ellos el de España.

«La mayoría de las zonas del país están en calma», aseguró el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, (OSDH, una organización próxima a la oposición democrática siria...) en un comunicado en el que también dio cuenta de una violación del alto el fuego por parte de los rebeldes en la provincia de Deraa y de varias de las fuerzas progubernamentales en Damasco, Hama e Idlib.

Su director, Rami Abdelrahman, dijo que se está respetando el cese de hostilidades en un 90% de las zonas incluidas en la tregua. En la población de Jabab, de mayoría cristiana y bajo control de las autoridades, varias personas resultaron heridas por el impacto de proyectiles de mortero lanzados por grupos rebeldes. En un comunicado, el Observatorio indicó que una de la víctimas se encuentra en estado grave.

Asimismo, informó de bombardeos del Ejército sirio contra zonas del norte de la provincia de Hama y del sur de la región de Alepo, además de en el valle del río Barada, en la provincia de Damasco. Son denuncias sobre las que las autoridades sirias no se han pronunciado. Según la ONG, en la zona rebelde de Guta Oriental, en las afueras de Damasco se ha registrado la primera muerte de un civil tras el comienzo del alto el fuego, un hombre que falleció por los disparos de un francotirador.

La guerra de las milicias

El grupo rebelde Ejército Libre Sirio (ELS, que agrupa a rebeldes armados contra el régimen de Bashar el-Asad) también denunció en un breve comunicado varias rupturas del alto el fuego y cuestionó la capacidad de las autoridades de controlar a las milicias que luchan hombro con hombro con las fuerzas regulares. Según el ELS, más de cuarenta grupos paramilitares sirios y de otras nacionalidades combaten junto a las tropas regulares.

El alto el fuego, auspiciado por Rusia y Turquía, fue aceptado ayer tanto por el Ejército sirio como por los rebeldes y los grupos de la oposición. Su objetivo, según anunció el jueves el presidente de Rusia, es allanar el camino para una nueva ronda de negociaciones en Astaná, capital de Kazajistán, dirigidas a un acuerdo de paz definitivo para el país.

Tanto los rebeldes como el régimen han dejado claro que la tregua no afecta al grupo yihadista Estado Islámico (EI). Sin embargo, mantienen divergencias sobre la inclusión del Frente de la Conquista del Levante (antiguo Frente al-Nusra, exfilial siria de Al-Qaida). Para las autoridades sirias, el Frente, está excluido del pacto, pero no piensa así así la oposición armada.

Y a la espera de que el pacto de alto el fuego se consolide, el Estado Islámico era objeto de ataques lanzados tanto por el Ejército gubernamental como por los rebeldes apoyados por Turquía y las milicias Fuerza de Siria Democrática (FSD), una alianza de grupos armados kurdos, árabes y de otras minorías étnicas y religiosas sirias. Según el OSDH, las FSD han continuado su lucha contra grupos yihadistas en la comarca de Al Tabqa, al oeste de la ciudad de Raqqa, situada en el noreste de Siria y considerada la 'capital' siria del califato.

Asimismo, se han vuelto a activar los combates entre el Daesh y las milicias rebeldes apoyadas por el Ejército turco en los alrededores de la población de Al-Bab, el principal feudo yihadista en el norte de Siria, donde la aviación rusa ha atacado por primera vez en apoyo de las unidades turcas. Por su parte, el Ejército sirio anunció ayer la recuperación de la población de Sharifa, situada en la provincia central de Homs y controlada también por los yihadistas.

Apoyo de España

Mientras Rusia y Turquía urgían a todas las facciones de la oposición siria a unirse al acuerdo, este recibía los parabienes de países que han quedado fuera de su gestación. El jueves era el propio Departamento de Estado norteamericano el que calificaba el pacto como «positivo» y ayer se unían otros gobiernos como el de China y el de España.

El Gobierno de Madrid confía en que el acuerdo sirva para «salvar vidas, facilitar el acceso de la ayuda humanitaria y avanzar hacia una solución negociada del conflicto que respete la unidad e integridad territorial de Siria». Recuerda el Ejecutivo que España ha trabajado en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con especial ahínco en los aspectos humanitarios del conflicto y cree de máxima urgencia detener los enfrentamientos, sin que eso impida la lucha contra los grupos considerados terroristas.