La Rioja

Asesinado en Río el embajador de Grecia en Brasil

  • La Policía detiene a la esposa del diplomático, que había denunciado su desaparición, al aparecer ayer el cuerpo carbonizado

Después de dos días de búsqueda, el cuerpo carbonizado del embajador de Grecia en Brasil, Kyriakos Amiridis, apareció ayer dentro de un vehículo que el diplomático había alquilado días antes en la ciudad de Nueva Iguazú, en el Estado de Río de Janeiro. En cuanto se confirmó la identidad del cadáver, la Policía Civil ordenó la detención de la viuda del embajador, la brasileña Françoise Amiridis, de su amante, el policía militar Sergio Gomes, y de otros dos sospechosos de participar en el presunto homicidio.

La desaparición de Amiridis había sido denunciada a la Policía por su esposa el miércoles 28, dos días después de que el hombre -según la versión de ella- se ausentara sin motivos de su residencia de vacaciones en Nueva Iguazú mientras ella no estaba en la casa. La pareja, con una hija de 10 años, vivía en Brasilia y había ido a la ciudad carioca el 21 de diciembre para pasar las fiestas.

Proyectaban permanecer allí hasta el 9 de enero. No obstante, la madre y los hermanos de Françoise, que viven en Nueva Iguazú, aseguraron ayer a la Policía que nunca fueron informados de que los Amiridis estaban allí. La hermana dijo que hace tiempo que no tenía contacto con Françoise, pero destacó que el embajador era una «persona maravillosa».

Amiridis había alquilado un vehículo el día de su llegada a Nueva Iguazú. El jueves apareció ese mismo vehículo quemado en un viaducto de la ciudad. Dentro había un cuerpo carbonizado. Pocas horas después, el Instituto de Medicina Legal de Río confirmó que los restos pertenecían al embajador, de 59 años. Por el crimen fueron detenidos Françoise y Gomes, de 29 años. Según versiones periodísticas Gomes confesó que el embajador había sido asesinado, aunque no dio detalles.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate