La Rioja

Cuba reconoce la caída de su economía al ser afectada por la crisis en Venezuela

2016 no ha sido un buen año para Cuba. Con la muerte de Fidel Castro el Gobierno perdió a su líder máximo. Y además, la isla caribeña ha anunciado por primera vez en 23 años que el Producto Interno Bruto (PIB) decreció el 0,9%, por debajo del 1 % previsto. La crisis en Venezuela ha pasado factura al reducir Caracas sus exportaciones petroleras, entre ellas los envíos de combustibles a Cuba. Este año Venezuela ha disminuido en un 40% la entrega de petróleo a la isla, que llegó alcanzar los 100.000 barriles diarios, lo que a su vez ha incidido en un recorte de las divisas procedentes del intercambio de crudo por servicios médicos.

Pero, como se repite en uno de los lemas que invita a «convertir los reveses en victoria», el vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Economía, Ricardo Cabrisas, anunció el martes la recesión al hacer balance de las finanzas nacionales en la sesión anual del Parlamento unicameral. Y seguido destacó que en el próximo ejercicio se espera que el PIB «crezca moderadamente en torno al 2 %», como matizó también Raúl Castro, quien presidió la sesión parlamentaria.

Cabrisas señaló que al cierre del 2016 «se ratifica la tensa situación con la disponibilidad de divisas, el incumplimiento del ingreso en el plan por exportaciones y fuertes limitaciones en el suministro de combustibles que no podrá revertirse en el corto plazo». Comentó que persiste un desvío de combustible que alimenta el mercado negro.

Anunciar, o confirmar, ese dato es duro. Es la primera vez que ocurre desde los años 90, cuando la caída de la URSS, principal sostén de la isla en esos tiempos, derivó en el desplome del 37% de las cuentas cubanas. Aquella etapa, conocida como el 'periodo especial en tiempos de paz', planea como una sombra y no faltan quienes alertan del regreso de aquellos años.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate