La Rioja

El copiloto del TU-154 avisó de que fallaban los 'flaps' de las alas

Un buzo examina uno de los motores del avión hundido. :: afp
Un buzo examina uno de los motores del avión hundido. :: afp
  • Los expertos tiene ya en su poder las 'cajas negras' del avión ruso y creen que pudieron combinarse fallos técnicos y humanos

Los servicios rusos de seguridad aérea tienen ya en su poder las 'cajas negras' del Túpolev TU-154 que el domingo pasado se cayó al mar Negro siete minutos después de despegar de la ciudad de Sochi y con 92 personas a bordo, todas las cuales murieron. Sea por fallo técnico o humano, fuentes no oficiales aseguran que el copiloto avisó al comandante de que los 'flaps' (parte móvil de las alas) no estaban funcionando de manera correcta, lo que habría impedido a la aeronave tomar altura.

Las autoridades rusas guardan silencio y mantienen que por ahora no se puede descartar nada, aunque ya hace varios días que descartaron el atentado. «Los datos del registrador de parámetros» técnicos en el momento del siniestro «indican un fallo en el mecanismo que acciona los 'flaps'», explicó la agencia Interfax que remite a una fuente de la investigación que no identifica.

Igualmente, agrega que «hay motivos para suponer que la tripulación de cabina pudo cometer errores en la toma de decisiones en el instante crítico», lo que, quizá sumado a un fallo técnico, «pudo provocar el accidente». Los primeros resultados oficiales de los análisis de las 'cajas negras' pueden hacerse públicos «en las próximas 24 horas», concluyó el informante de la agencia rusa.

La prensa del país también filtró ayer las últimas palabras de los tripulantes de cabina -grabadas por otra de las 'cajas negras'- instantes antes de que el avión chocara con el agua y en las que el copiloto le grita al comandante de la aeronave que han fallado los 'flaps'.

Posibles causas

A falta de datos concluyentes, la comisión de expertos que investiga la tragedia baraja como las posibles causas del siniestro una reparación defectuosa de la aeronave, mal funcionamiento de los 'flaps', un error de pilotaje o la mala calidad de combustible repostado durante la escala que hizo el avión en la ciudad Sochi.

Ni siquiera está descartada la versión de un atentado terrorista, según la agencia oficialista RIA Nóvosti, aunque tanto el Gobierno ruso como los servicios secretos (FSB) han asegurado desde el primer día que no hay indicios que apunten a esa posibilidad.

Los equipos de rescate han recuperado por ahora 15 cuerpos y 239 fragmentos de cadáveres en la zona del mar Negro donde cayó el avión. Se supone que el resto de los cuerpos está en el interior del fuselaje del Túpolev. La operación de rescate podría ser suspendida en las próximas horas debido al mal tiempo en la zona de Sochi, con lluvias, granizo, niebla y vientos con rachas de hasta 18 metros por segundo.

En la operación de búsqueda de los restos de víctimas del accidente y de fragmentos del avión participan 3.600 personas, 46 embarcaciones y más de 30 aviones y helicópteros, que han rastreado ya 340 kilómetros cuadrados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate