La Rioja

Un revolucionario de película

Oliver Stone dedicó dos documentales al mandatario cubano, 'Comandante' y 'Looking for Fidel'. :: r. c.
Oliver Stone dedicó dos documentales al mandatario cubano, 'Comandante' y 'Looking for Fidel'. :: r. c.
  • De Woody Allen a Hitchcock, la figura de Fidel Castro ha aparecido en un sinfín de cintas de ficción y documentales

Pocas veces una película ha narrado mejor el huracán de un cambio histórico. En la segunda parte de 'El padrino', Michael Corleone, sus colegas mafiosos, el dictador Fulgencio Batista y los oligopolios yanquis se reparten Cuba desde la azotea de un hotel de La Habana cuando los disparos en Sierra Maestra acaban con la fiesta. La figura de Castro no se ve en ningún momento, pero su sombra planea durante todo el metraje.

El líder revolucionario ha aparecido en persona y como personaje en un sinfín de documentales y cintas de ficción. Apasionado del cine, al que consideró un campo de batalla política, la leyenda dice que antes de echarse al monte trabajó como extra en Hollywood en los años 40. Un pasado capitalista que le une a Xavier Cugat en el plató de la Metro en un mítico musical kitsch, 'Escuela de sirenas'. También juran que aparece en la delirante 'Festival en México' y en la comedia romántica 'Que siga la boda'.

Apenas tres meses después de entrar en La Habana, Castro creó el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), un organismo fundamental en el desarrollo de una industria lastrada por partida doble por la censura y la falta de medios. Su amigo Gabriel García Márquez lo llamaba «el cineasta menos conocido del mundo» cuando crearon en los 80 la influyente Escuela de San Antonio de los Baños, cerca de La Habana, donde han estudiado muchos directores europeos y el mismísimo Coppola ha cocinado pasta.

Asesina de la CIA

«Admiro su revolución, su fe en sí mismo y su honestidad. Es uno de los pocos presidentes del mundo que no tiene un duro en cuentas en el extranjero», alaba Oliver Stone, un ego casi tan grande como el su biografiado, al que dedicó dos documentales hagiográficos: 'Comandante' y 'Looking for Fidel'. El grado de intimidad al que llegaron tras decenas de horas de entrevistas se plasma en insólitas e íntimas revelaciones sobre la vida sexual del mandatario o los cuidados de su barba.

De Fidel Castro han hecho muchos actores, desde Woody Allen en la satírica 'Bananas' al llorado Juan Luis Galiardo, que en la olvidada 'I love Miami' sobrevivía a un atentado y llegaba a Miami como balsero con problemas de identidad. Ya en clave dramática, Demián Bichir se vistió de caqui en el díptico sobre el Che Guevara dirigido por Steven Soderbergh, un improbable Jack Palance hizo lo propio en el 'Che' de Richard Fleischer y John Vernon se inspiró en su figura en 'Topaz' de Alfred Hitchcock.

Hasta 'Los Simpson' dibujaron a Fidel Castro, que en un episodio se mostraba dispuesto a llamar a Washington para rendirse porque el sueño comunista había fracasado: «Lo sabíamos desde el principio», confesaba. El año que viene tendremos al líder cubano de vuelta en Hollywood. Sony ultima 'Red Sparrow', la crónica de sus amoríos con la joven Marita Lorenz (Jennifer Lawrence), que años después sería reclutada por la CIA para tratar de asesinarle. Las intenciones de los productores de rodar en la isla cobran ahora más fuerza con la muerte del comandante.