La Rioja

Haití vota en busca de estabilidad

Policías patrullan por las calles de la capital haitiana, Puerto Príncipe, durante la jornada electoral. :: Bahare Khodabande / efe
Policías patrullan por las calles de la capital haitiana, Puerto Príncipe, durante la jornada electoral. :: Bahare Khodabande / efe
  • El fraude y los desastres naturales obligaron a aplazar en varias ocasiones la elección de un presidente que suceda a Michel Martelly

Seis millones de electores estaban ayer convocados a las urnas para, después de varios aplazamientos, elegir entre 27 aspirantes al presidente de Haití que consiga dar al país más pobre de América Latina una estabilidad contra la que han confabulado la corrupción y los desastres naturales. Lo previsible es que cuando en ocho días se conozcan los resultados ninguno haya obtenido más del 50% de los sufragios y los dos más votados se tengan que enfrentar en segunda vuelta el 29 de enero.

La jornada en la que, además, se elegía un tercio del Senado y 25 diputados para completar la Cámara baja transcurrió con normalidad pero sin participación masiva especialmente en el sur, donde tres días de azote del huracán 'Matthew' dejó una «situación apocalíptica» que obligó a posponer los comicios previstos para el 9 de octubre pasado: 546 decesos, según datos oficiales, 1,4 millones de damnificados, incalculables daños materiales por la destrucción de viviendas, escuelas, hospitales, cultivos agrícolas, árboles y hasta animales domésticos.

Una nueva desgracia para Haití, que según un reciente informe de la ONU es la nación que en los últimos 20 años mayor número de muertos (229.699) ha tenido en el mundo a causa de catástrofes naturales. Pese al sistemático castigo de terremotos, ciclones y epidemias, este país caribeño que comparte frontera con la República Dominicana -cerrada por orden del gobierno interino hasta el lunes a causa de las elecciones- en La Española carece todavía de una cultura de prevención ante emergencias, según Ricardo Mena, jefe de la Oficina Regional de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (Unisdr-Las Américas).

Ayuda internacional

Tras el pavoroso terremoto de enero del 2010, que provocó 250.000 muertos, un brote de cólera que mató otros 10.000 y daños económicos por valor de 13.000 millones de euros, se anunció la llegada de fondos extranjeros, pero seis años después unas 80.000 personas todavía viven en albergues.

En medio de tanta desgracia, el año pasado se celebraron elecciones. El 25 de octubre del 2015 compitieron 54 candidatos en la primera vuelta pero fue anulada por fraudes masivos lo que generó otra crisis institucional.

Michel Martelly terminó su presidencia el pasado 7 de febrero sin poder entregar el poder a un sucesor. El Parlamento designó presidente interino por tres meses al titular del Senado, Jocelerme Privert, quien al no poder organizar elecciones hasta ahora sigue gobernando en medio de una polarización extrema.

Los candidatos más destacados son Jovenel Moïse, ganador del 2015 que fue elegido por Martelly para representar a su partido, el PHTK (Partido haitiano Tèt kale); Jude Célestin, de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación de Haití (Lapeh) que quedó segundo en aquellos comicios que denunció por fraude; Moïse Jean-Charles, del Partido Petit Dessalines, un senador conocido por ser uno de los más feroces detractores de Martelly; y Maryse Narcisse, una de las dos mujeres que aspiran al cargo y cercana del expresidente Jean-Bernard Aristide, aún popular pese a vivir exiliado tras sus tres mandatos.