La Rioja

Una ley turca anula las sentencias por abuso a menores si el autor se casa con la víctima

Recep Tayyip Erdogan.
Recep Tayyip Erdogan. / Efe
  • El Gobierno, que esttá ahora tramitando la iniciativa en el Parlamento turco, argumenta que lo que busca es acabar con los matrimonios de menores

El Parlamento turco está tramitando un proyecto de ley que prevé la anulación de las sentencias por abusos sexuales a menores de edad si el responsable del acto criminal se compromete a contraer matrimonio con la víctima, una iniciativa que ha provocado el escándalo en el país.

La oposición, destacadas personalidades e incluso una asociación cuya vicepresidenta es la hija del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, han expresado ya su rechazo a la iniciativa, pero el Gobierno argumenta que lo que busca es acabar con los matrimonios de menores.

El pasado jueves, la iniciativa recibió un primer sí de los diputados tras su lectora inicial y se votará de nuevo el 22 de noviembre en un segundo debate, informa el diario turco 'Hurriyet'. Cuenta con el apoyo del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) de Erdogan.

El texto prevé la puesta en libertad de los hombres condenados por agresiones sexuales a un menor si el acto se perpetró sin "fuerza, amenaza o cualquier otra restricción de consentimiento" y si el agresor "se casa con la víctima". Este beneficio solo podrá ser utilizado en una ocasión y solo se aplicará a delitos cometidos antes del 16 de noviembre de este año.

La edad legal de las relaciones sexuales consentidas en Turquía es 18 años, pero los matrimonios de menores están muy extendidos, en particular en el sureste del país. La Asociación Mujeres y Democracia (Kadem), cuya vicepresidenta es Sümeyye Erdogan, ha criticado la dificultad de demostrar el consentimiento. "¿Cómo puede identificarse la voluntad de una niña tan joven?", ha planteado el grupo.

Desde el Gobierno rechazan que la iniciativa suponga la legalización de la violación. El ministro de Justicia, Bekir Bozdag, señala que los matrimonios con menores "desgraciadamente son una realidad" sin que los hombres sean por ello "violadores ni agresores sexuales". Poco después de la comparecencia de Bozdag, el primer ministro, Binali Yildirim, ha emplazado públicamente al AKP a dialogar con la oposición sobre la iniciativa.