La Rioja

El Gobierno y la oposición venezolana acuerdan un compromiso de convivencia

l Durante la tercera reunión moderada por el Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el Gobierno de Venezuela y la oposición representada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) alcanzaron un compromiso de convivencia pacífica que se concretará en una «hoja de ruta» para normalizar las funciones de los poderes públicos y adoptar conjuntamente medidas para combatir «el sabotaje, boicot o agresión» a la economía venezolana y mejorar la distribución de alimentos y medicinas, así como proseguir la liberación de presos políticos.

Las partes acordaron superar la sentencia de «desacato» emitida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) contra la Asamblea Nacional (AN) -los observadores antichavistas inciden en que ese acuerdo confirma que Nicolás Maduro controla el poder judicial- y aceptaron nombrar a los dos rectores del Consejo Nacional Electoral.

Monseñor Claudio María Celli, enviado del papa Francisco, reiteró continúa «fortaleciéndose y consolidándose» el proceso de diálogo y pidió que las diferencias políticas se resuelvan en un marco de respeto y democracia. Por su parte, el cardenal Jorge Urosa Savino, gran crítico del chavismo, calificó de «gravísimo error» la suspensión del referendo pues «es el instrumento que está a la mano para que la crisis se pueda resolver. No es posible bloquear la voluntad del pueblo».

Además, los integrantes de la mesa acordaron incorporar un gobernador por cada parte, al mismo tiempo que uno de los representantes más mediáticos del bando opositor, Henrique Capriles, escribía en Twitter: «¡La mesa es otro espacio de lucha! Lo que quiere toda Venezuela aún no se ha logrado y es que se vaya esta plasta de Gobierno. ¡A luchar!».