La Rioja

Asesinados cuatro estadounidenses en Kabul

  • Un kamikaze mata a dos contratistas y dos soldados y hiere a otros 17 en Bagram, la mayor base aliada en Afganistán

kabul. Cuatro estadounidenses, entre ellos dos soldados, murieron ayer por un kamikaze en Bagram, la mayor base militar de Estados Unidos en Afganistán, situada cerca de Kabul. «La explosión hirió a otros 16 soldados estadounidenses y a un soldado polaco que participaba en la misión de la OTAN», informó el secretario de Defensa, Ashton Carter en Afganistán. El ataque se produjo en plena ofensiva de los insurgentes islamistas en todo el país antes de la llegada del invierno, que suele ir acompañada de una tregua en los combates.

El portavoz de los talibanes, Zabihula Mujahid, reivindicó el ataque en la base, y afirmó haber infligido «fuertes pérdidas a los invasores estadounidenses» el sábado, poco antes de las 5:30 horas (2:00 hora peninsular española). Waheed Sediqi, portavoz de la gobernación de la provincia de Parwan, en la que se encuentra Bagram, declaró que el asaltante era uno de los empleados afganos. La explosión evidencia la degradación de la seguridad casi dos años después del fin de las operaciones de combate de la OTAN en Afganistán y en momentos en que las fuerzas afganas tienen dificultades para frenar a los insurgentes islamistas.

Tras el ataque, la base fue colocada en alerta roja y se decretó la prohibición de entrar y de salir del lugar. Un ataque en el corazón de sus propias instalaciones es un duro golpe para las tropas estadounidenses, ya que la base de Bagram está habitualmente rodeada de contingentes afganos y llena de cámaras de seguridad. No obstante, la base ha sido objeto de varios ataques. En diciembre, otro kamikaze hizo estallar su moto bomba cerca de la base, matando a seis soldados estadounidenses, en uno de los ataques contra militares extranjeros más sangrientos de 2015 en Afganistán. Desde 2014, la operación 'Resolute Support' (Apoyo Decidido) cuenta con 12.000 hombres, entre ellos unos 10.000 estadounidenses, que se encargan de formar y asistir a los soldados afganos.