La Rioja

La UE tiende la mano con escepticismo

No iba a pasar, pero ocurrió. Llegó el 'Brexit'. Y ahora, la historia vuelve repetirse. Ganó Trump, perdió el mundo, enmudeció Bruselas. Su victoria conmocionó a una magullada Unión Europea, que ayer tendió la mano al nuevo presidente norteamericano para mantener la colaboración ante desafíos como el terrorismo yihadista. El presidente del Consejo, Donald Tusk, y el de la Comisión, Jean-Claude, firmaron una carta en la que le invitan a celebrar una cumbre UE-EEUU cuanto antes y en la que dicen «confiar en que América, cuyos ideales democráticos han sido un faro de esperanza en todo el mundo, continuará invirtiendo en sus relaciones con sus amigos y aliados para ayudar a que nuestros ciudadanos y la población mundial estén más seguros y sean más prósperos». Por su parte, desde la OTAN, el secretario general, Jens Stoltenberg, recordó al escéptico Donald Trump el principio básico de la alianza atlántica, el todos para uno y uno para todos.