La Rioja

Los moderados, un viejo recuerdo

¿Cuál es la salud de EE UU? No hay motivo de alarma, pero el juego entre demócratas y republicanos se ha bloqueado y ello ha impedido abordar el gasto social, las infraestructuras, la defensa...

Lo dicen Cristopher Hare y Keith T. Poole, docentes de las universidades California Davis y Georgia, quienes achacan el atasco a la radicalización de la sociedad y a la simplificación de las etiquetas 'demócrata' y 'republicano'. Ese proceso, que ha vuelto a generar tensiones y disturbios como en tiempos de Vietnam, se inició en 1964, tras el asesinato de Kennedy, con las leyes contra la segregación que quebraron el sistema de pactos entre las tres grandes alternativas de EE UU: los republicanos, los demócratas del norte (progresistas) y los demócratas del sur (conservadores).

En 1964, los demócratas del norte no necesitaron a los del sur para sacar reformas sociales y programas redistributivos. Estos últimos fueron laminados y los blancos conservadores del sur se pasaron a los republicanos. Todo se empezó a discutir entre republicanos conservadores y demócratas liberales. Los moderados entraron en declive.