La Rioja

La Policía turca detiene a nueve trabajadores del principal periódico de la oposición

La creciente represión en Turquía vivió ayer un nuevo episodio mientras crece la preocupación internacional por las masivas purgas iniciadas tras el fallido golpe de Estado del 15 de julio.

Nueve responsables y periodistas del diario 'Cumhuriyet', principal rotativo de la oposición, fueron detenidos acusados por el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan de estar vinculados a los rebeldes kurdos y a la asonada militar urdida, en su opinión, por el movimiento del predicador Fethulá Gulen.

Los rectores de 'Cumhuriyet' aseguraron, sin embargo, que la operación policial no afectará a su lucha por un país donde la prensa es particularmente maltratada. Quince diarios, revistas y agencias de prensa, generalmente basadas en el sudeste del país de mayoría kurda, han sido cerrados en las últimas semanas.

Las detenciones de ayer se unieron a los arrestos veinticuatro horas antes de una decena de diputados del partido opositor prokurdo HDP, entre ellos su líder, Selahtin Demirtas.

La operación fue ordenada por un tribunal de Diyarbakir en el marco de una investigación antiterrorista vinculada al PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán).