La Rioja

Bloquean Pretoria para exigir la dimisión del presidente Zuma

Manifestantes, ayer, en las calles de la capital sudafricana. :: Reuters
Manifestantes, ayer, en las calles de la capital sudafricana. :: Reuters
  • La oposición radical sudafricana se moviliza al conocer un informe independiente sobre la corrupción en el Gobierno

La existencia de pruebas que apuntan a la corrupción dentro de la cúpula gubernamental de Sudáfrica dio lugar ayer a una convulsa jornada de protestas y violencia en el corazón de la capital, Pretoria, bloqueada por manifestantes que exigían la dimisión del jefe del Ejecutivo. La publicación del informe 'State of Capture', elaborado por el ex Defensor del Pueblo Thuli Madonsela, ha conmocionado a la opinión pública del país porque señala la connivencia entre el presidente Jacob Zuma, sus principales ministros y varias compañías estatales con los hermanos Gupta, ya anteriormente acusados de favorecerse de sus contactos con el poder para amasar una inmensa fortuna.

La difusión del dossier coincidió con la convocatoria de la marcha 'Salvemos Sudáfrica', una iniciativa del radical Julius Malema que atrajo a miles de seguidores y que derivó en graves disturbios en el distrito central de la ciudad. Los convocados bloquearon con piedras el Union Buildings, el complejo gubernamental, y saquearon numerosas tiendas de las inmediaciones. La Policía dispersó a la multitud con cañones de agua y balas de goma.

La capacidad de Ajay, Atul y Rajesh Gupta para nombrar ministros es una de las conclusiones más sorprendentes de este informe, que también establece la parcialidad de Eskom, la compañía eléctrica pública, al favorecer los contratos con las firmas de esta familia. Los Gupta llegaron en 1993 a Sudáfrica procedentes de la India y, en poco tiempo, ha construido un emporio empresarial relacionado con los medios de comunicación, el transporte aéreo, las nuevas tecnologías y la minería.

El informe de Madonsela insta a Zuma a nombrar una comisión de investigación en el plazo de 30 días y otros seis meses para completar un profundo abordaje de toda la trama. La capacidad del presidente para continuar en el poder dependerá del mantenimiento del apoyo del Congreso Nacional Africano, el partido de Mandela, que goza de la mayoría parlamentaria.