La Rioja

Río de Janeiro elige como alcalde a un obispo evangélico

  • El triunfo de Marcelo Crivella, con un discurso contra los gais, las drogas y el aborto, se alza como símbolo de la crisis de la izquierda

Buenos Aires. Un obispo evangélico conservador, Marcelo Crivella, se consagró el domingo como alcalde de Río de Janeiro en la segunda vuelta de las elecciones municipales celebrada en 57 ciudades de Brasil. La jornada electoral confirmó la caída del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) que ha gobernado el país durante 14 años hasta la destitución como presidenta de Dilma Rousseff.

Con un discurso intolerante frente a la homosexualidad, el aborto y el consumo de drogas, Crivella, del Partido Republicano de Brasil, se impuso en Río por un 59% de los votos. Lejos, con un 40% de apoyos, llegó el profesor de Historia Marcelo Freixo, del Partido Socialismo y Libertad, conocido por sus investigaciones sobre grupos parapoliciales.

Ayer, un día después de su triunfo, Crivella aseguró que llevará adelante un gobierno «técnico y austero» que tendrá la mitad de las secretarías que tiene ahora. Cauto, prometió que sus prioridades serán la salud y la educación. La victoria del obispo de la Iglesia Universal del Reino de Dios sobre el dirigente de izquierda fue una síntesis de la profunda transformación electoral que vive este país a raíz de la crisis política y económica. El PT perdió el 60% de las alcaldías que había ganado en 2012. Sus principales líderes, los expresidentes Rousseff y Luiz Inacio Lula da Silva, no acudieron a votar.