La Rioja

La Unión Europea y EE UU, preocupadas por los ataques a la prensa del gobierno turco

Protestas por el cierre de Cumhuriyet
Protestas por el cierre de Cumhuriyet / Sedat Suna (Efe)
  • Las últimas detenciones, del editor y varios columnistas del principal periódico "opositor" a Erdogan, ponen en tela de juicio la libertad de prensa en Turquía, aseguran

La Unión Europea está "muy inquieta" por el elevado número de órdenes de detención y cierre de medios que han seguido en Turquía a la intentona golpista del pasado julio, según ha explicado este lunes el comisario de Vecindad, Johannes Hahn, que ha considerado "cuestionable" los cargos que se imputan en muchos de los casos.

Las últimas detenciones se han producido este mismo lunes, cuando al menos once periodistas y directivos del periódico 'Cumhuriyet' han sido arrestados por presuntos vínculos con el movimiento que lidera el clérigo Fetulá Gulen y con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). "Las detenciones del director de Cumhuriyet, Murat Sabuncu, y varios autores del diario, incluida la orden contra Can Dündar, constituye un nuevo hecho preocupante contra la libertad de expresión en Turquía", ha expresado Hahn.

A juicio del comisario, la escalada de detenciones, despidos y cierres que se han producido, sobre todo en el sector de la prensa, "en base a acusaciones de terrorismo, son altamente cuestionables". Hahn ha recordado que la libertad de expresión es uno de los cimientos esenciales de la Unión Europea y que Turquía, como país candidato a unirse al club comunitario, debe aspirar a cumplir "los más altos estándares democráticos", incluida la libertad de prensa y el respeto del Estado de derecho.

Por su parte, Estados Unidos ha expresado este lunes su "profunda preocupación" por la creciente "presión" sobre los medios de comunicación críticos con el Gobierno en Turquía. "Estados Unidos está profundamente preocupado por lo que parecer ser un aumento de la presión oficial sobre los medios de comunicación opositores en Turquía", ha dicho el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, en la rueda de prensa diaria.

Kirby ha indicado que la Casa Blanca apoya los esfuerzos del Gobierno turco para localizar a los responsables del fallido golpe de Estado del 15 de julio, pero ha subrayado que el cierre de medios de comunicación y la detención de periodistas no es el camino.