La Rioja

Los candidatos a la Casa Blanca buscan el voto de los indecisos en la última semana

washington. La última semana antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos va a tener un único objetivo para los dos candidatos: conquistar a los electores de los llamados 'Estados clave', aquellos que pueden inclinarse por el republicano Donald Trump o la demócrata Hillary Clinton por pequeñas diferencias de votos: Florida, Carolina del Norte, Ohio... hasta 13. Esta semana también es la última para intentar hundir al rival, lo que durante toda la campaña parece haber sido más fácil de conseguir utilizando escándalos que manejando el simple discurso político.

Hillary Clinton ha pasado el fin de semana en Florida, desde donde ha intentado borrar el efecto del duro golpe recibido al conocerse la apertura de una nueva investigación del FBI por el uso que hizo como secretaria de Estado de un servidor privado para enviar mensajes 'de trabajo' con contenidos considerados de alto secreto y no suficientemente protegidos. Ese es el 'escándalo' que más a gusto celebra Trump.