La Rioja

Johnson jugó las dos cartas del 'brexit'

El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson. :: JUSTIN TALLIS / afp
El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson. :: JUSTIN TALLIS / afp
  • Un libro desvela que el ahora ministro británico de Exteriores escribió un artículo a favor de la UE dos días antes de unirse a la campaña del 'out'

Quizás lo más interesante sobre las «agónicas jornadas» en las que Boris Johnson, según su propia descripción, decidió sumarse a la campaña por la salida británica de la UE eran sus circunstancias familiares. Pero, por razones legales inapelables, nada puede publicarse sobre esos hechos, conocidos en mentideros políticos, mediáticos y judiciales, sugeridos en fotografías de aquellos días y en oscuros blogs de internet. Tampoco se mencionan en el último libro sobre el 'Brexit', escrito por el editor político del 'Sunday Times', Tim Shipman.

El autor desvela sin embargo en su libro «la columna secreta» favorable a la permanencia que Johnson escribió para su artículo semanal en el 'Sunday Telegraph' -por unos 300.000 euros anuales-, dos días antes de anunciar su decisión, el 21 de febrero.

Johnson dijo ayer que era un ejercicio argumental privado. Shipman le avala. Escribió uno en favor de la salida, otro por la permanencia y finalmente publicó el tercero, su declaración pública de adhesión a la campaña del 'brexit'. En las buenas escuelas y en las universidades británicas es habitual que los estudiantes se ejerciten en la defensa retórica de una idea que no comparten.

El artículo, publicado íntegramente ayer por 'The Sunday Times', comienza afirmando que el acuerdo alcanzado en Bruselas por su amigo, el exprimer ministro David Cameron, no era «un momento para que suenen las campanas y ardan las antorchas de guía». Pero luego lo contrapone con los riesgos de abandonar el mercado común y con los daños geostratégicos de la retirada británica de la UE.

La razón que llevó a Johnson a rechazar el 'brexit' -la pérdida de soberanía política y judicial- es argumentada en la columna secreta. Incide en una queja compartida también por muchos europeístas británicos, la extensión de la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Justicia por la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, un «documento extraordinario», según Johnson.

«No era tan malo»

Termina señalando que el acuerdo logrado por Cameron no era tan malo, que la exclusión británica de «una creciente Unión» podría librar a Reino Unido de la paulatina centralización. Había además «algunas grandes preguntas que el 'out' debe responder». Johnson recuerda los pronósticos «de casi todos» de que habría una sacudida económica como resultado del 'brexit'. «Piensen en el Reino Unido. Piensen en el resto de la Unión Europea. Piensen en el futuro. Piensen en el deseo de sus hijos y sus nietos de vivir y trabajar en otros países europeos, en vender cosas allí, en hacer amigos y quizás encontrar pareja allí», decía el político conservador. Ese día escribió que el coste de de pertenencia al mercado común es «bastante pequeño».

Dos días después anunció su decisión, en las puertas de su casa, diciendo que quería «un acuerdo mejor para la gente de este país,... para ahorrarles dinero». Esta semana, ya como ministro de Exteriores, dijo que el 'brexit' obtendrá un acceso al mercado común «de mejor valor» que el actual.