La Rioja

Silencio en Bruselas sobre el referéndum escocés

  • «No comentamos anuncios que competen al orden constitucional interno de los estados», indica el portavoz de la Comisión Europea

La Comisión Europea rechazó ayer pronunciarse sobre el anuncio de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, de que publicará la próxima semana la ley para celebrar un segundo referéndum de independencia en Escocia tras la decisión de Reino Unido de salir de la UE. «No comentamos anuncios o acontecimientos que competen al orden constitucional interno de uno de nuestros estados miembro», zanjó en rueda de prensa el portavoz comunitario, Alexander Winterstein, preguntado por el anuncio del Gobierno escoces de su intención de convocar el segundo referéndum para dar una nueva oportunidad a los escoceses de replantearse la independencia tras el 'brexit'.

El portavoz tampoco quiso valorar si el anuncio complicará todavía más las negociaciones sobre la salida de Reino Unido del bloque ni opinar sobre las declaraciones del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien el jueves avisó de que «la única alternativa real a un 'brexit' duro es que no haya 'brexit'» y reiteró que no habrá negociación sin la notificación previa por parte de Londres del artículo 50 del Tratado para iniciar el proceso de divorcio. «Primero esperamos una notificación (para negociar) y luego avanzaremos a partir de ahí», explicó Winterstein.

Preguntado si el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, estaría abierto a reunirse con Sturgeon, el portavoz ha dejado claro que «la puerta del presidente está abierta y su línea de teléfono está abierta a todos los líderes, políticos, actores en la Unión Europea». Juncker ya dejó claro que hay que ser «intransigentes» a la hora de exigir que Reino Unido respete «todas» las libertades, incluida la libre circulación, si quiere seguir asociado al mercado interior europeo.