La Rioja

El presidente de Nigeria incomoda a Merkel

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, colocó en situación algo incómoda a la canciller alemana, Angela Merkel, durante su visita de trabajo a Berlín, al afirmar que el lugar de su esposa Aisha está en la cocina, no en la política. «No sé exactamente a qué partido pertenece mi mujer. En realidad su lugar es mi cocina, mi comedor y el resto de habitaciones de mi casa», dijo el presidente nigeriano a la pregunta de un periodista, informa Efe. La canciller puso cara de circunstancias y luego soltó una sonrisa algo displicente, mientras el presidente proseguía con su discurso acerca del papel que le corresponde a la primera dama.