La Rioja

El terrorista huido fue entrenado en Siria en la confección de bombas

  • La policía alemana halla en casa de Jaber Al-Bakr explosivos con la misma composición que los usados por el EI en París y Bruselas

Las autoridades alemanas continúan con un amplio dispositivo la búsqueda del presunto terrorista sirio de 22 años Jaber Al Bakr, que consiguió este sábado escapar cuando un comando de operaciones especiales de la policía se disponía a asaltar su vivienda en la localidad germano oriental de Chemnitz, en el estado federado de Sajonia. En la casa del sospechoso fue encontrada una cantidad apreciable de material altamente explosivo y tan peligroso que los artificieros de la policía procedieron a su voladura controlada en el mismo jardín del edificio pocas horas después del hallazgo.

Mientras las autoridades ofrecen muy poca información sobre el caso, medios como el rotativo Bild revelaron en base a fuentes de la investigación que el explosivo elaborado por el presunto terrorista es peróxido de acetona, mas conocido como TATP. Se trata al parecer del mismo producto utilizado para fabricar las bombas de los atentados cometidos en París y Bruselas por activistas de Estado Islámico (EI). «Tan solo 200 gramos de TATP tienen efectos devastadores. Quien sabe manejarlo correctamente puede volar con esa cantidad un edificio», cita el diario a un artificiero policial, quien explicó que la mayoría de los componentes están al alcance de cualquiera, aunque su fabricación resulta compleja.

El explosivo hallado confirma las sospechas de los investigadores germanos de que Jaber Al Bakr, que la pasada primavera fue reconocido como refugiado por las autoridades de inmigración alemanas, fue instruido en Siria por especialistas de Estado Islámico en la fabricación de explosivos y que llegó a Alemania hace un año aprovechando la oleada de peticionarios de asilo que cruzaron la ruta de los Balcanes con el objetivo de cometer atentados en este país.