La Rioja

Obama desafía la oposición del Senado y elige al primer embajador en Cuba en 55 años

la habana. Barack Obama se ha tomado poco más de un año desde que en julio de 2015 Estados Unidos reabrió su embajada en La Habana, fruto del restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba acordado por el 17 de diciembre del 2014 con Raúl Castro, para proponer el nombre del que podría ser el primer embajador en la isla en 55 años. Finalmente, la Casa Blanca anunció ayer la designación de Jeffrey DeLaurentis, que ejercía como Encargado de Negocios y que anteriormente ocupó el puesto el Jefe de la Oficina de Intereses. Su nombramiento deberá ser ratificado por el Senado, dominado por los republicanos.

«Me siento orgulloso de nominar al embajador DeLaurentis para que sea el primero de Estados Unidos en Cuba en más de cincuenta años», manifestó Obama en un comunicado. Sin embargo, cuando la carrera por la presidencia está en plena electoral ebullición, la decisión podría desencadenar una nueva crisis política entre algunos legisladores republicanos, especialmente los de origen cubano, que se oponen a la designación de un embajador en Cuba.

Según el portal digital The Hill, especializado en temas del Congreso, es probable que Obama deje la presidencia en enero sin que aún haya tomado posesión el embajador en La Habana. Los senadores Marcos Rubio, de Florida, y Lindsey Graham, de Carolina de Sur, han anunciado que bloquearán el nombramiento.

Según Obama, «es un paso de sentido común hacia una relación más normal y productiva entre nuestros dos países». Destacó que DeLaurentis «era el servidor público más adecuado» para el cargo. Diplomático de carrera, es graduado en Servicio Exterior en la Universidad de Georgetown y en la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales en Columbia, donde obtuvo un doctorado en Ciencias Políticas.