La Rioja

El misil que derribó el avión malasio era ruso

  • La investigación internacional demuestra que fue lanzado desde territorio ucraniano controlado por rebeldes apoyados por Moscú

moscú. Lo que la Junta de Seguridad holandesa determinó hace justo un año lo ha constatado ahora la Fiscalía de ese país del Benelux: el misil que derribó el 17 de julio de 2014 el vuelo de Malaysia Airlines MH17 era de fabricación rusa, como también el sistema antiaéreo 'Buk' que lo disparó. Una parte del informe ha sido dado a conocer a la prensa y en ella se señala que el lanzamiento del letal cohete, que acabó con la vida de las 298 personas que viajaban a bordo del Boeing 777 malasio, se produjo desde un punto en las inmediaciones del poblado de Pervomaisk, zona controlada entonces y en la actualidad por los separatistas prorrusos. El vuelo MH17 despegó de Ámsterdam con destino a Kuala Lumpur, pero se estrelló al este de la ciudad de Donetsk, cerca de la localidad de Torez. El resultado de la investigación es claro. La lanzadera 'Buk' fue trasladada a Pervomaisk desde Rusia, para regresar finalmente otra vez al país de origen. Robby Oehler, pariente de uno de los que murieron en la catástrofe, indicó ayer que los familiares de las víctimas fueron informados de «cómo fue transportado el sistema Buk y de cómo las escuchas telefónicas y grabaciones les hicieron llegar a esa conclusión». Según Oehler, hay cien personas implicadas en el derribo del avión que están siendo investigadas. Al parecer, se ha logrado reconstruir la ruta exacta que siguió el camión- lanzadera 'Buk', entrando y saliendo de Rusia, y sus movimientos dentro de la región rebelde de Donetsk. Estos desplazamientos a través de la frontera fueron negados ayer por el Ministerio de Defensa de Moscú.

El Gobierno de Vladímir Putin sigue estando en desacuerdo con las conclusiones de la comisión de investigación internacional, de la que forman parte especialistas holandeses, australianos, malasios, belgas y ucranianos. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo ayer que los datos de radar desvelados el lunes por su Ministerio de Defensa «descartan que el misil fuera lanzado por separatistas desde el este de Ucrania».