La Rioja

La aportación de España, económica y de observadores

La aportación de España al proceso de paz en Colombia viene de lejos. Desde el año 2006, la agencia de Cooperación Española ha invertido 80 millones de euros en proyectos de desarrollo relacionados con la pacificación del país. Y ahora participará con al menos 22 observadores en la misión de la ONU que se encargará de supervisar la entrega de armas por parte de las FARC.

Los observadores españoles, que irán desarmados por tratarse de una misión política, son catorce militares (cuatro de ellos mujeres), cuatro policías y cuatro guardias civiles. Uno de los militares es un coronel que asumirá uno de los mandos regionales de la misión. Por el momento todos ellos se encuentran a la espera de que les informen cuándo deben desplazarse a Colombia y les asignen una zona de actuación, según explicaron a la agencia Europa Press fuentes de Defensa.

La misión de Naciones Unidas estará compuesta por cerca de 200 efectivos en una primera fase, la mitad de ellos colombianos y el resto, extranjeros procedentes en su gran mayoría de otros países latinoamericanos. En una fase más avanzada la misión, cuyo mandato se ha aprobado para 12 meses prorrogables, podrá ampliar su número de efectivos hasta los 450.