La Rioja

Cartagena de Indias se blinda para celebrar un día histórico

  • El repunte de la violencia en la ciudad obliga a adoptar fuertes medidas de seguridad para albergar a los invitados a la firma del pacto

Nada más poner un pie en el aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena de Indias se nota que en Colombia no se viven días normales. Policías, en parejas o en solitario, supervisan la llegada de pasajeros. Ayer la mayoría de los vuelos procedentes de Bogotá estaban repletos de invitados que asistirán a la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Habrá 2.500 asistentes, entre ellos 120 representantes de las FARC, y miles de periodistas -de las 2.000 solicitudes se entregaron 1.000 acreditaciones- deseosos de testificar el fin de la guerra con la guerrilla más antigua del continente. Helicópteros de la Fuerza Aérea sobrevolaban el despejado cielo de la urbe caribeña rompiendo estruendosamente la calma de la parte más vieja de la 'ciudad de la paz', como la definió el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

En las playas que salpican la costanera hasta el casco urbano cientos de personas se protegían del sol y disfrutaban del descanso dominical. Muy cerca, carteles que promueven el 'sí' al plebiscito que el próximo domingo convoca a los colombianos a pronunciarse sobre el acuerdo final del proceso de paz.

Aunque en la ciudad se manifiesta una división de opiniones con respecto a la aceptación del pacto con la guerrilla marxista, muchos coinciden en la satisfacción de que el acto se lleve a cabo en su ciudad. «Es un orgullo más para nosotros», dice un taxista que apoya el 'sí', aunque admite que los recientes hechos de violencia en zonas tradicionalmente de clase alta y turísticas dan una imagen negativa de este enclave caribeño declarado Patrimonio Nacional por la Unesco.

Una ciudad sobre la que hace dos meses un informe de la Defensoría del Pueblo advertía del riesgo del repunte de la violencia. Es por ello que sus habitantes consideran beneficiosa la celebración de la firma del acuerdo entre el Gobierno colombiano y las FARC. Esta misma semana también se anunció en Cartagena de Indias la designación de 38 nuevos fiscales y la inyección de nuevas partidas presupuestarias para reforzar las labores de seguridad.

218.000 muertos

Hoy terminará la guerra entre el Gobierno colombiano y las FARC que a lo largo de más de medio siglo, entre 1958 y 2012 -cuando comenzaron los diálogos en La Habana- dejó 218.094 muertos, más del 80% de ellos civiles.

Además, según algunos registros, a lo largo de este período casi tres millones de personas han denunciado crímenes de las guerrillas, más de la mitad de ellas atacadas específicamente por las FARC; más de 25.000 colombianos han sido dadas por desaparecidos y más de 5.700.00 se han visto obligados a abandonar sus hogares.