La Rioja

El naufragio frente a la costa egipcia se cobra ya 162 vidas

  • El país se ha convertido en el segundo punto de partida, después de Libia, para los emigrantes que quieren llegar a Europa por mar

El hallazgo de nuevos cuerpos en el Mediterráneo durante la jornada de ayer elevó a 162 el número de muertos en el naufragio de un pesquero lleno de emigrantes frente a las costas de Egipto. Los supervivientes habían indicado que unas 450 personas se hallaban a bordo del barco de pesca que el pasado miércoles debía llevarlos a Italia cuando la embarcación viró de lado y comenzó a hundirse frente al puerto egipcio de Rosetta. El Ministerio de Salud egipcio indicó en un comunicado que «el balance de muertos del barco de inmigrantes ilegales que se ladeó frente a la costa de Rosetta (...) alcanzó 162».

Mohamed Sultan, gobernador de la provincia de Al-Bahira, en cuyas costas se produjo la tragedia, indicó que los cuerpos rescatados fueron trasladados a hospitales de las provincias de Al-Bahira, Alejandría y Kafr Sheij, en el norte de Egipto. Sultan ordenó que continúen las operaciones de búsqueda, en las que además de los equipos de socorro colaboran pescadores de la zona, y que se acelere el proceso legal de entrega de los cuerpos identificados a las familias de las víctimas.

Hasta últimas horas de ayer habían sido rescatadas con vida 164 personas, entre ellas 111 egipcias, 26 sudanesas, 13 eritreas, dos somalíes, una de nacionalidad siria y una etíope, según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). De los fallecidos, se sabe que medio centenar de los cuerpos encontrados en los primeros dos días pertenecen mayoritariamente a nacionales egipcios, así como algunos sudaneses y somalíes.

Ni el gobernador ni el portavoz del Ministerio de Sanidad egipcio, Jaled Muyahid, precisaron las nacionalidades de los fallecidos encontrados en las últimas horas. Muyahid explicó a la agencia Efe que hay unas 30 ambulancias en el puerto de Bugas Rashid y que si los cuerpos llegan con documentos de identidad se avisa a sus familias y, si no, son conducidos a los hospitales de la zona.