La Rioja

«Arriesgué a mi familia para darles un futuro mejor»

  • Nuevo drama en la costa egipcia, donde los 169 rescatados de un naufragio aseguran que el barco llevaba entre 450 y 600 pasajeros

«Era el apocalipsis. Todos trataban de salir vivos». El relato de Ahmed Mohamed, un pintor egipcio de 27 años, y del resto de los 169 supervivientes del naufragio el pasado miércoles de una embarcación cerca de la costa de Burg Rashid, en el norte de Egipto, desvela el horror que sufrieron las entre 450 y 600 personas, según los distintos testimonios, que viajaban a bordo con la esperanza de alcanzar el sueño europeo una vez que arribaran a las costas italianas. De momento sólo se han recuperado 52 cadáveres, por lo que se teme que sean cientos los inmigrantes fallecidos.

«Éramos 200, el barco ya estaba repleto. Y llegaron otros 200. El barco se ladeó y comenzó a hundirse», contó a la agencia France Presse Mohamed, quien, como el resto de viajeros que lograron salvar la vida, fueron ayer puestos en libertad tras pasar las primeras horas arrestados. Permanecen en cambio detenidos mientras prosiguen las investigaciones los cuatro supuestos miembros de la tripulación de la nave, a quienes la Fiscalía egipcia acusa de «tráfico de seres humanos» y de «homicidio involuntario».

La embarcación, un viejo pesquero de madera, no llegó siquiera a comenzar su trayecto hacia el sur de Italia, pues la sobrecarga del pasaje habría provocado que naufragara. Al parecer sólo tenía capacidad para unas 150 personas. Los traficantes fueron llevando a más y más inmigrantes a bordo desde botes más pequeños, aprovechando hasta la cámara frigorífica del buque, donde según los supervivientes habrían quedado atrapados alrededor de un centenar de viajeros.

El pasaje costaba unos 2.000 euros y quien quería contar con un chaleco salvavidas debía abonar una cantidad adicional, por lo que la mayoría no pudo hacerse con uno de ellos. Los inmigrantes eran en su mayoría egipcios, aunque había también sudaneses, somalíes, eritreos y sirios. Los supervivientes han denunciado que los equipos de rescate tardaron hasta seis horas en llegar a la zona donde se produjo el siniestro.