La Rioja

May autoriza a China y Francia a construir una central nuclear

  • La primera instalación que se va a construir desde 1995 tendrá un coste de unos 22.000 millones de euros

El Gobierno británico ha dado la luz verde a la construcción de una central nuclear en el sur de Inglaterra con tecnología y financiación estatal de Francia y China. Hinkley Point C, en el condado de Somerset, es el primero de tres proyectos de energía atómica proyectados en Reino Unido por las compañías EDF y China General Nuclear (GNC). La primera ministra, Theresa May, provocó un seísmo en las relaciones con Pekín. Echó el freno a Hinkley Point y ordenó revisar las condiciones económicas y las implicaciones en seguridad de la participación de China en la primera central autorizada en Reino Unido desde 1995. Es el proyecto energético más caro de Europa, con costes previstos en 18.000 millones de libras (unos 22.000 millones de euros), incluida una aportación china de 7.000 millones de euros.

En cambio, ayer May certificó el visto bueno con un par condiciones. El Gobierno se reserva el derecho de «prevenir» la venta de una mayoría del 66% del capital que EDF tiene en Hinkley Point. También podrá optar a una «participación especial» en futuros proyectos nucleares.