La Rioja

Detenidos tres menores en Francia por planes yihadistas

Tras las mujeres, los menores. La amenaza yihadista contra Francia se sigue ampliando. Tres adolescentes de 15 años han sido detenidos en menos de una semana bajo la sospecha de planear atentados con los medios a su alcance. Todos ellos estaban conectados por mensajería electrónica con Rachid Kassim, un francés de 29 años afincado en la Siria controlada por el Estado Islámico (EI) al que se acusa de ser el instigador de ese terrorismo de proximidad. Bajo su influencia también se encontraba el comando femenino desmantelado la semana pasada tras el hallazgo de un coche con bombonas de gas enfrente de la catedral de Notre Dame en París. El último arresto fue practicado ayer en el distrito XX, un populoso sector en el nordeste de la capital francesa. De 15 años recién cumplidos, se había brindado a perpetrar una acción terrorista según fuentes de la investigación que lo sitúan en contacto con Kassim a través de la mensajería encriptada Telegram.

El jueves de la semana pasada otro adolescente de 15 años fue detenido por los mismos motivos en la localidad de Rueil-Malmaison según ha transcendido ahora. El sábado fue encarcelado bajo el cargo de asociación de malhechores relacionada con una actividad terrorista. Desde junio estaba en libertad bajo medidas cautelares en otro caso acusado de difundir propaganda del EI. Un tercer menor, que en diciembre cumplirá 16 años, fue arrestado el sábado por la tarde en su domicilio familiar de París. En los interrogatorios declaró estar dispuesto a morir como mártir tras haber matado con arma blanca «un montón de infieles» en un paseo peatonal cercano a la estación de Lyon.

En esa terminal ferroviaria proyectaba atentar el comando femenino de Notre Dame que también se había planteado actuar en la torre Eiffel según confesó una de sus cuatro mujeres integrantes, de edades comprendidas entre 19 y 39 años. Kassim, su también presunto mentor en el EI, se preguntó en Telegram «¿dónde están los hombres?». «Si estas mujeres han pasado a la acción, es ciertamente porque hay muy pocos hombres que lo hacen», escribió según ha publicado 'Le Monde'.