La Rioja

Turquía solicita a EE UU detener al predicador Gülen por la intentona golpista

Fethullah Gülen.
Fethullah Gülen. / Reuters
  • El pasado mes el Ministerio de Justicia ya solicitó la extradición, pero no por cargos relacionados con la fallida asonada

El Ministerio de Justicia de Turquía ha reclamado por primera vez a Estados Unidos la detención del predicador islamista Fethullah Gülen por el fallido golpe del 15 de julio, informa hoy el diario 'Hürriyet'. Esta es la primera vez que las autoridades turcas demandan oficialmente el arresto provisional del predicador residente en EE UU desde 1999, aunque el pasado mes ya solicitaron la extradición, pero no por cargos relacionados con la fallida asonada.

El Gobierno turco acusa al predicador de planear y dirigir el golpe de Estado, algo que él siempre ha negado. Turquía ha exigido en varias ocasiones a Estados Unidos que extradite a Gülen, mientras que funcionarios estadounidenses han repetido que sólo pueden dar ese paso si se entregan pruebas que incriminen al predicador.

En las pasadas semanas responsables estadounidenses y turcos han cooperado sobre este caso, que por su importancia puede generar tensiones entre dos países aliados en la OTAN. El presidente de EE UU, Barack Obama, prometió en la pasada cumbre del G20 al jefe del Estado turco, Recep Tayyip Erdogan, que su país cooperará en llevar a los responsables del golpe ante la Justicia.

El Gobierno turco acusa a la cofradía religiosa de Gülen de haberse infiltrado en el aparato del Estado y desde el golpe ha depurado de decenas de miles de funcionarios del Ejército, la Judicatura, la administración y la enseñanza. Los detenidos por su presunta vinculación con el golpe superan las 20.000 personas.

Una imagen deteriorada

La extradición de Gülen también ha deteriorado la imagen de Estados Unidos en Turquía, donde parte de la prensa progubernamental ha especulado sobre a implicación de Washington en el golpe. El propio vicepresidente de EE UU, Joe Biden, tuvo que hacer frente y desmentir esas acusaciones durante su visita a Turquía el 24 de agosto.

Biden insistió en que el Gobierno estadounidense no puede decidir sobre una extradición, que compete a la Justicia, y recordó que en Estados Unidos existe la separación de poderes. "Tenemos cero interés en proteger a alguien que pueda ser extraditado. Pero estamos obligados por la ley. El tiempo que se tarde (en la extradición) es el tiempo que se tarde en reunir pruebas", dijo Biden.

Erdogan recordó a Biden en ese encuentro que el acuerdo de extradición entre Turquía y EE UU contempla medidas como la detención provisional y exigió que se aplicara. "Queremos recordar a Estados Unidos que en nuestro acuerdo de extradición se incluyen pasos como la detención", demandó Erdogan. A juicio del presidente turco, Gülen "sigue liderando la organización terrorista desde su lugar de residencia" en Estados Unidos, por lo que "la única forma de parar eso es la detención".