La Rioja

La pista del coche de Notre Dame lleva al Estado Islámico

Soldados franceses patrullan armados las inmediaciones de la catedral de Notre Dame, en París. :: ALAIN JOCARD / afp
Soldados franceses patrullan armados las inmediaciones de la catedral de Notre Dame, en París. :: ALAIN JOCARD / afp
  • Buscan a dos hijas del dueño y hay dos detenidas, una de ellas relacionada con la viuda huida de Coulibaly, autor de atentados en el 2015

Las autoridades francesas creen que el Estado Islámico está detrás del coche abandonado el domingo con siete bombonas, seis de ellas llenas de gas, y tres bidones de gasoil cerca de la catedral de Notre Dame, en pleno corazón turístico de París. Una de las mujeres de las dos parejas que permanecen detenidas, fichadas por sus simpatías yihadistas, es amiga de la viuda de Amedy Coulibaly, quien reivindicó en nombre del EI la matanza perpetrada en enero de 2015 en un supermercado judío de la capital gala. Además, se busca a dos de las hijas del dueño del automóvil en una investigación que se orienta hacia la pista de un atentado planeado por un comando femenino.

Los servicios antiterroristas detuvieron el miércoles por la noche a una pareja de sospechosos en Châlette-sur-Loing, una localidad de 12.000 habitantes del departamento de Loiret (centro de Francia). El hombre, de 27 años, es hermano pequeño del arrestado la víspera junto a su mujer en un área de servicio de la autopista A7 a la altura de Orange cuando huían en dirección a España. De su identidad se sabe que los dos hermanos responden a los nombres de Abderrahmán e Ibrahim D. El arresto se produjo a 600 kilómetros de su domicilio en Montargis (Loiret) en compañía de sus tres hijos en edad escolar. Los dos miembros de esta primera pareja, él de 34 años y ella de 29, están fichados por simpatizar con el EI.

En concreto, la mujer está relacionada con Hayat Boumeddiene, la viuda de Coulibaly, según fuentes próximas a la investigación. En la actualidad se encuentra en Siria bajo la obediencia del EI. El 1 de enero de 2015 su marido la trasladó en un Seat Ibiza hasta el aeropuerto madrileño de Barajas para tomar un avión con destino a Estambul, donde fue grabada por una cámara en el control de pasaportes. Una semana después Coulibaly mató a una policía municipal y a cuatro judíos en paralelo a la masacre cometida por los hermanos Kouachi en la redacción de 'Charlie Hebdo'. La investigación evidenció que Boumeddiene era el nexo entre los dos comandos con 500 llamadas cruzadas con su teléfono en los meses previos.

Se cree que las cuñadas detenidas estaban en contacto con las hijas huidas del propietario del coche abandonado con los intermitentes de emergencia encendidos enfrente de Notre Dame, un Peugeot 607 al que se habían retirado las placas de matrícula. La mayor, de 19 años y de nombre Inés, también está fichada por yihadismo además de tener antecedentes judiciales. Su padre se presentó el domingo por la tarde en comisaría donde declaró que la joven se había marchado el viernes del domicilio con el coche y que deseaba viajar a Siria. Conocido por hechos antiguos de proselitismo islamista, el hombre quedó luego en libertad sin cargos.

La singularidad del caso estriba en que las sospechas se focalizan en las mujeres detenidas y huidas por creer que han desempeñado un papel de primer plano en un proyecto terrorista del que se desconoce el objetivo exacto. Los investigadores están convencidos de que el coche cargado con bombonas estaba destinado a cometer un atentado o, por lo menos, crear una fuerte alarma social.

Además de un cuaderno en árabe y seis bombonas llenas de gas, en el maletero había dos botellas de medio litro y otra de litro y medio repletas de gasoil. Pero faltaban los detonadores y el sistema de ignición para la deflagración de los combustibles. Quizás un imprevisto de última hora llevó al comando a renunciar a su proyecto.

El presidente francés, François Hollande, se refirió a tentativas de atentado frustradas en los últimos días sin dar más detalles en un discurso pronunciado ayer sobre 'la democracia frente al terrorismo'. «Por haber conducido durante más de cuatro años el combate de la República contra un fanatismo asesino, no tengo ninguna duda: venceremos. La democracia será más fuerte que la barbarie que le ha declarado la guerra», dijo en una intervención en clave electoral.