La Rioja

Gobierno y oposición vuelven a tomar la calle en Venezuela

Manifestantes opositores protestan contra el Gobierno de Maduro en Mérida. :: AFP
Manifestantes opositores protestan contra el Gobierno de Maduro en Mérida. :: AFP
  • Los oficialistas marchan en Caracas contra «la violencia de la derecha» y la MUD protesta frente a las sedes del CNE para pedir el revocatorio

La Habana. El oficialismo y la oposición de Venezuela volvieron a medir sus fuerzas ayer en las calles en defensa de sus antagónicas posiciones políticas. Los chavistas marcharon por la paz y en defensa de Nicolás Maduro. Sus adversarios, envalentonados por el éxito de 'la toma de Caracas' y pese a la fuerte presencia militar, se manifestaron frente a las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE) de los 23 estados del país para exigir la realización este año del referendo revocatorio.

La demostración de músculo político tuvo lugar un día después de que una sentencia del Tribunal Supremo, afín al Ejecutivo, atara de pies y manos a la Asamblea Nacional al declarar «inconstitucionales» y «absolutamente nulas» las leyes emanadas por el Parlamento.

Para esta convocatoria, la oposición basó su mensaje en las regiones del interior de la nación bajo el lema 'Las regiones exigen las condiciones para el 20%'. Mientras que en Caracas el acto fue simbólico. Jesús 'Chúo' Torrealba, secretario ejecutivo de Mesa de la Unidad Democrática (MUD), explicó que de 12 a 12:10 horas de la mañana, los caraqueños «estemos donde estemos, -en el trabajo, en casa, en los centros de estudio...- nos vamos a paralizar y vamos a levantar carteles» exigiendo al CNE la fecha para recoger el 20% de las firmas.

Una modalidad de protesta diferente a la que llevaron a cabo los seguidores del Gobierno, que se concentraron masivamente en nueve puntos de la capital venezolana para rechazar «las pretensiones violentas de la derecha venezolana de generar caos y romper el orden constitucional de la nación». El oficialismo llevó a cabo un acto simbólico que comenzó a las nueve de la mañana en la sede de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y continuó en otros lugares emblemáticos de la ciudad. Los 'rojos, rojillos' respondieron como decía el fallecido fundador del chavismo, «rodilla en tierra», para mantener la «estabilidad» y la «paz». La diputada por el gubernamental Bloque de la Patria a la Asamblea Nacional (AN), Tanía Díaz, afirmó que estaban en la calle para «dar la batalla a la agenda de violencia de sectores» opositores.

«Golpe a la democracia»

Por su parte, el jefe de Gobierno del Distrito Capital, Daniel Aponte, advirtió de que «si ellos (los opositores) se atreven a prender la candelita, inmediatamente la estaremos apagando». Y es que, para Maduro, la crisis económica está orquestada por la derecha para poner en marcha un «golpe de Estado» instigado desde Estados Unidos.

La oposición rechaza el argumento y asegura que es el presidente quien ha dado un «golpe contra la democracia» al maniatar y controlar los poderes del Estado. En Los Teques, la capital del Estado de Miranda, que es gobernado por el líder opositor Henrique Capriles, la diputada afín Adriana D' Elia destacó que pese a los obstáculos de las Fuerzas Armadas, «aquí no hay ningún espíritu de confrontación con nadie, nosotros lo que queremos es hacer un recorrido sin violencia».

La MUD advirtió ayer de que grupos chavistas salieron a «amedrentar», por lo que Torrealba pidió a los opositores que «no caigan en provocaciones» e insistió en la importancia de forzar al CNE para que concrete la fecha de la recogida de las cuatro millones de firmas para continuar con el revocatorio antes del 10 de enero, única manera de que si pierde Maduro se convoquen elecciones anticipadas.