La Rioja

Cruce de acusaciones entre Arabia Saudí e Irán

La guerra verbal entre Irán y Arabia Saudí alcanzó ayer su nivel máximo días antes de la peregrinación musulmana a La Meca, de la que los iraníes quedaron excluidos. El ayatolá iraní Alí Jamenei maldijo a la familia real saudí, que «no merece gestionar» los lugares más sagrados del islam. El ataque estuvo secundado por el presidente iraní, Hasan Rohani, que pidió a los países musulmanes que se coordinen para «castigar» a Riad por sus crímenes.